Entradas

Sentado frente a su mohosa mesa de madera, sus lágrimas salpican dibujando un mapa sin fin similar al de sus pensamientos.  Anoche comían juntos y alegres, entre copas y recuerdos, celebraron sus casi 60 años de amistad. Hoy, uno de ellos yacía en su lecho mal oliente y ensangrentado.
La escena de horror seguía ahí. Entre sollozos, suspiros y lamentos,  sus laberintos mentales no parecían tener salida. “¡¿Por qué?,  ¿por qué?!”, gritó.  Lo único que escuchó fue un ahogado y violento gemido… y después, un segundo después, el alma de su hermano se había esfumado.
Estaba obligado llamar a sus familiares y comunicar la lamentable noticia. Finalmente, la hemoptisis de Oscar Orduño le había cobrado su vida. Las copas y tantos recuerdos  de emocionantes aventuras alteraron su cáncer de pulmón y las vías respiratorias colapsaron.
La muerte de Oscar no solo trajo un profundo dolor a su gran amigo y abogado, Felipe Rivas, sino una verdadera guerra fría y de poderes entre sus hijos, nietos, ex esposas y ahijados.  La fortuna del difunto se creía superior a los US$100 millones. Partió sin dejar herederos ni Testamento.
E-Book Pasos para Iniciar un Negocio Sin Deudas
Meses después
Felipe Rivas no encontró ni un solo fideicomiso para repartir. Tampoco seguros de vida; no habían inversiones en bolsa. Solo algunas propiedades en zonas costeras. Como si Orduño se creyese inmortal y aún con las penurias de su enfermedad, no dedicó ni un segundo a estimar el valor de su patrimonio y menos a repartirlo entre sus seres amados.
-“Ahora, resulta que nadie sabe cuál es la fortuna de tu papá. Y repartir las cosas será un proceso de nunca acabar”, dijo su última esposa a la hija de ambos.
¿A cuánto asciende su patrimonio?
Si no lo sabes en este momento, aquí te comparto, la siguiente fórmula.
Multiplica tu edad por la renta familiar realizada antes de impuestos. Es decir, todos los ingresos obtenidos ( menos las herencias). Al resultado le restas todas las deudas. Y el saldo lo divides entre diez. Este será tu patrimonio neto.
Por ejemplo: Un hombre de 41 años de edad gana US$143.000 al año y tiene inversiones que le generan otros US$12.000. Este sujeto tiene deudas por US$25.000
Tu Libertad Financiera Alzo Vuelo
Entonces:
1) US143.000+12.000= US$155.000.
2) A esos US$155.000 le quitamos las deudas= US$155.000-25.000=130.000
2) Multiplica US$130.000*41= US$5.330.000.
3) Divido los US$5.330.000 / 10 = US$533.000 Éste debería ser el patrimonio de este señor.
De acuerdo con los investigadores Thomas J. Stanley y William D. Danko, autores del libro el Millonario de la Puerta de Al lado, se considera millonaria una persona que supera, al menos, en dos veces, el nivel de patrimonio teórico.
Así, de acuerdo con el ejemplo anterior, el hombre de 41 años debía tener US$1.066.000 en activos de valor para considerarse millonario.
Millonario o no, lo cierto es que Oscar Orduño, empresario guatemalteco, pasó su vida entera trabajando, sacrificó a sus hijos; dejó matrimonios destrosados; muchas madrugadas, viajes extenuantes; reuniones interminables y noches en vela; para terminar en su tumba sin saber, exactamente, a cuánto ascendía su patrimonio.  Tampoco fue diligente a fin de que fuese bien administrado después de su muerte.  Peor aún, heredó una batalla sin fin entre sus familiares.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y descargá mi programa:  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.

Y recuerda: Organízate y sé libre.

 

“¡Auxilio!, el viernes pasado me pagaron mi salario y apenas estamos jueves y no tengo un cinco partido a la mitad…¿Dónde se me va la plata?, yo no vivo con lujos, hace días que no salimos a comer afuera, tenemos los gastos normales: súper, transporte, comida, escuelas. ¿Dónde está mi dinero?”…

Esa fue la llamada que recibí la semana pasada de un pobre señor, que dicho sea de paso, no gana nada mal.
¿Ese es su caso?… le parece que el dinero tiene una maldición porque así como llega se va? O su billetera tiene un profundo hoyo negro?, no se asuste usted no es de marte, ni se levantó con el pie izquierdo, usted es completamente normal. Eso le pasa a la mayoría de los mortales.
¿Cuál es la clave para que el dinero no se le escape?… la respuesta en sencilla: Planificación familiar o diseñar un plan de gastos y jurar por lo más querido, que se va a ajustar a él, cueste lo que le cueste.
Acá van algunas recomendaciones del porcentaje que deberías gastar en cada rubro. Te advierto que éstos son parámetros de referencia y son aplicables a Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y Costa Rica. Si tus gastos se salen de los valores recomendados, te aconsejo que revises con lupa y tomés las decisiones pertinentes.
Para realizar esos ajustes se requieren varios ingredientes: disciplina, determinación, carácter y poner los ojos en el futuro: ¿cuál será mi situación financiera en unos cinco años si no tomo las medidas necesarias Ya mismo?. Para luego es tarde.
1) El primer rubro que debes apartar, si no sos asalariado, son los impuestos (un 13% de los ingresos).
2) Segundo rubro es la ofrenda o tu ayuda social.
3) Y la tercer partida, importantísima, es el 15% de tus ingresos para la jubilación.
Los tres anteriores son indispensables y vas a vivir con el resto. Y para el resto te podés basar en la siguiente tabla son solo parámetros de referencia:

ViviendaNo más de un 38% de tus ingresos.
ComidaEntre un 15 y un 20% de tus ingresos.
TransporteNo más de un 12%.
RopaEntre un 2 y un 5%. Cuando hay niños puede llegar al 5%.
SegurosEntre un 5% y un 10%.
EducaciónHasta un 20%.
RecreaciónUn 4%
SaludSi tenés seguro de gastos médicos este rubro no debería ser mayor de un 5%.

Escucha más lecciones de finanzas personales en mi Podcast Consejos Prácticos para Tu Bolsillo y déjame una reseña en i tunes.

Te invito a escribirme sobre tus temas de interés a monica@misfinanzasencontrol.com