Próspero inició con un negocio hace algunos años, invirtiendo mucho tiempo, madrugadas, fines de semana y tiempos en familia. Años después el entorno colapsó y se enfrentó a un gran dilema: cerrar o sobrevivir. Por suerte,  Próspero logró gestionar, al pie de la letra,  los 5 ingredientes  para evitar que su organización, a diferencia de su competencia, llegara al Cementerio.

La empresa de Próspero, anteriormente, comercializaba productos relacionados con el cuidado del cabello y años más tarde se dedica al transporte de carga. Ese giro de 180 grados le permitió sobre vivir y mantenerse a flote, aún desconociendo los pormenores del segundo giro de negocio.

Para hablar sobre el tema invité a mi Consultorio Financiero a Manuel Sinitsin, coach y experto en emprendedurismo.

Dra. Finanzas: ¿cuál es el primer ingrediente a gestionar para que las empresas sobre vivan las diferentes crisis o tormentas?

Manuel Sinitsin: 1) Lo primero es que no podemos apegarnos a los  negocios ni convertirlos  en algo personal.  Muchas veces, será necesario dejarlos morir. Después de la muerte hay cimientos para construir algo nuevo.

Los apegos implican cargas emocionales muy fuertes. Y se pierde la dirección. Porque el dueño se distrae. No se replantea las cosas .

Los apegos tienen que ver mucho con el control. El ser humano cuando tiene algo se acostumbra. Lo familiar es lo ideal y lo que no es familiar es doloroso. Lo importante es manejar el dolor. Es como un luto. Porque uno no avanza. Y el que no avance retrocede. No está mal que lo dejes morir con el objetivo de dejarlo vivir.

El día a día, las frustraciones, deudas, y demás que se pierde la perspectiva del futuro. Entonces, el dueño se repite la historia presente una y otra vez.  Los apegos no pueden verse desde un punto de vista humano, sino empresarial: resultados, números, estrategias.

Le pasó a Donal Trump. Una pérdida siempre será una ganancia. Si aprendes lo que no tienes que hacer a través del fracaso, ésta será una gran escuela. Los mejores empresarios son los que han fracasado. Pero cuando nos anclamos en el pasado, y tu pasado se convierte en el presente y este presente el futuro.

El  negocio es como un ser humano que nace, crece, se reproduce y hay un momento de la rebeldía que ya no da. Entonces hay que dejarlo ir y replantearse y darse un espacio.

Dra.Finanzas: ¿Cuáles son los síntomas para identificar que la empresa está rebelde y que hay que darle un giro?

Manuel Sinitsin: Los síntomas se dan en el flujo de caja: no hay ventas, demasiadas deudas y uno anda viendo a ver cómo lo salva. El flujo de caja es el corazón. Las ventas no son un indicador. No es un tema de ganancias sino de escasez de recursos y ganancias. ¿Dónde estoy en mis ingresos, en mi  posición de mercado, en el  flujo de caja.?

Se debe pensar con números no con el corazón: dónde, cuándo, quiénes, cómo. Todo lo que sea medible.

Dra.Finanzas: Otro de los Ingredientes será darse un descanso. ¿A qué se refiere con eso?

3) Darse un descanso. Es la técnica de las R: Re plantearse, Re organizarse, Re Estructurarse.  No necesariamente se trata de hacer un cambio en el giro del negocio, sino de hacer  un giro mental. El cerebro trabaja por apegos. El va a evitar el dolor y buscar la recompensa. Y Cuando uno está acostumbrado a la recompensa y no le ha puesto candela el cerebro se mal acostumbra. El éxito requiere replantearse siempre TODO. Buscando siempre la incomodidad.

4) Será necesario, además, hacer la gestión de evaluar todo el panorama de la compañía, sea grande o pequeña.  Es imprescindible conocer el nivel de producción, distribución,  ventas y que estén alienados a los objetivos.

En empresas más pequeñas tienen que comenzar a crear un concepto de cultura organizacional. La empresa es el producto. Esa cultura debe permear a todos los niveles y que los intereses personales no se coman el negocio.

Dra. Finanzas: ¿Cuándo es el momento oportuno de comunicar cambios a la organización, especialmente aquellos que tiene que ver con una transformación en el giro del negocio?

Manuel Sinitsin: Cuando se deja el ego, los niveles pueden dar muchas ideas y hacer que la información fluya a todos los niveles y se convierte en un líder horizontal y el tema del liderazgo es claro. Se involucra  todo el equipo como si fuesen socios y no empleados. Que tengan sentido de pertenencia y no de urgencia.

Tener un mecanismo que me permita ver la operación del negocio todos los días.

5) El quinto ingrediente a gestionar  es el arte de delegar. Cuando comenzamos a delegar la organización no es  tan rígida. Aunque el dueño sea la cabeza, también  depende de los hombros, los pies, las manos. Y cuando comenzamos a delegar se hace necesario hacer una cultura de sistemas. El sistema de contabilidad, el sistema de producción y estandarizar. Y que la organización funcione como un todo y no dependa de la cabeza del dueño, sino todos los roles. Y pueda desprenderse en lo estratégico y no operativo que es donde terminan todos los dueños de empresas.

Siempre pensar en que las personas son una mina de oro, un diamante que hay que estarlos puliendo todo el tiempo. El líder debe ir empujando y que la gente sienta que tienen apoyo. Lo que tiene que hacer es modelar.

Ser un meta líder consciente de que sin la gente no hay empresa y que las personas son el activo que mueve la organización. Ese líder va  más allá del liderazgo tradicional.

Dra.Finanzas: ¿Entiendo el concepto en empresas grandes. Pero qué pasa cuando son organizaciones pequeñas o de dos socios, únicamente?

Manuel Sinitsin: Cuando son empresas muy pequeñas lo importante es que se definan roles. De lo contrario, estará muy desorganizado. Pero cada una tiene un rol específico, un plan para cada uno.

La clave es cómo establezco metas que puedan ser visibles para ambos y entendibles para ambos. La forma en que se alienen los objetivos. Entre menos personas se vuelve más simple. Entre más es más complejo.

No es se debe tener miedo a perder el poder.  Este es mental y las estructuras mentales son las que hay que cambiar.  Cuando a la gente se le toma en cuenta  siente menos temor. De lo contrario, salen corriendo, se llevan el dinero y se llevan los clientes que es lo peor.

Todos los cambios o sucesión del negocio. La forma en que yo me comunique con todo el eco sistema. La transparencia es clave y una campaña interna es fundamental. Con mi cliente interno y externo. Con todo el eco sistema.

Para Contactar con Manuel Sinitsin

Si te gustó este artículo compartilo con tu círculo de influencia y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera. Te espero todos los martes en Consultas con la Dra.Finanzas, a las 6:00 pm (hora Costa Rica) en mi canal de you tube: Dra. Finanzas.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *