Entradas

¡La tengo! ¡La tengo!, por fin, mi ollita multiuso. Está divina, hace de todo. Me la dieron por comprar una pantalla de 52 pulgadas y una maquinita de hacer ejercicio”.
“¡Marta!… vociferó Manuel, un poco incómodo por la compra. ¿Cuánto tenés que pagar por esas cosas y durante cuánto tiempo?. Su esposa, sin titubear y muy emocionada explicó: “Todo por US$104 a 48 meses. “No me pidieron ningún requisito. Revisaron en el sistema y soy una excelente sujeto de crédito.
“Pero Manuel… nos hacía falta la pantallita…. Mi amor, vos te mereces lo mejor, podrás ver tus programas deportivos, sin interrupciones y contarle las espinillas a los jugadores”.
Luego de un rato y alucinando con su nueva pantalla y la maquinita de hacer ejercicios, Manuel quedó fascinado con la “inteligente” decisión de su esposita.
Unas semanas más tarde, y gracias a la puntualidad de Marta, la tienda de electrodomésticos, abrió una nueva línea de crédito y esta vez, juntos y muy felices compraron otros electrodomésticos a precios muy cómodos.
El viernes pasado, a las 5 de la mañana recibí una llamada a mi celular y los gritos me dejaron atontada como por 20 minutos. El día anterior, Marta fue despedida del trabajo. Ya saben, lo típico: “reestructuración de personal”. El problema no fue la pérdida, sino una deuda superior a los US$1.739 en la famosa tienda de electrodomésticos.
Tips para comprar inteligentemente
Un verdadero fiasco
Existe la creencia de que sin esas líneas de crédito sería imposible tener electrodomésticos. Eso es un MITO. Y se los voy a demostrar con numeritos. Durante junio de este año (2018), un equipo de Mis Finanzas en Control, visitó 4 de las tiendas  venta de electrodomésticos a plazo más conocidas en Costa Rica.
Averiguamos precios de varios electrodomésticos y cuánto costaría comprarlos de contado Vs a crédito.
El verdadero problema está en que la gente pregunta: ¿cuánto al mes? Y no ¿Cuánto en total?. Es ahí donde los clientes se van en todas.
Datos Importantes
Comprobalo vos mismo. Descarga un pequeño cuadro comparativo en este link.
https://misfinanzasencontrol.com/wp-content/uploads/2018/07/Tiendas-Electrodomesticos.xlsx
1) Si compras una pantalla y decidís pagarla en 24 meses, en realidad, estarás pagando casi dos pantallas. Significa, que si hubieses ahorrado ese monto en una cuenta, te hubieses podido comprar no una, sino 2 pantallas.
2) Los intereses que se pagan en esas tiendas oscilan entre el 48% y el 69% anual. Varían según el riesgo y el perfil del cliente (aseguraron sus vendedores).
3) Además, algunas de esas tiendas, te venden una garantía extendida. Por ejemplo, la fábrica de electrodomésticos emite una garantía por tres años. Pero la tienda te dice que te da un año y vos tenés que pagar por los otros dos, como si fuese una ganga.
4) Obviamente, entre mayor el plazo del endeudamiento, mayor será la cantidad de intereses que vas a pagar y por supuesto, mayor el riesgo para tu billetera.
5) Cuando un cliente tiene más de 5 cuentas canceladas, algunas de estas tiendas, los premian y pueden llevarse más artículos o dinero en efectivo. Así amarran a sus seguidores por más tiempo.
No se embarque, ahorre y prepárese con tiempo para los regalos del día de la madre, el marchamo, el celular; las fiestas de cumpleaños; los eventos de la familia; los viajes; el negocio; sus juguetes electrónicos y hasta sus gustos más extravagantes. Una buena planificación evita los imprevistos, las sorpresas y los fiascos en tu billetera.
Por favor, compartí esta con tu círculo de influencia y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y descargá mi programa:  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.
 

Y recuerda: Organízate y sé libre.

 


Start a Free Plan

¡Carmen!, ¡Carmen!… gritaba Luis Diego, desesperado por su contadora. “¡Carmen!, ¿qué hacemos?”, me llamaron de Hacienda, está todo en orden?”, preguntó al borde del colapso.
Esa llamada movió los cimientos financieros y legales del negocito de Luis Diego, quien, hacía menos de un año, abandonó su gerencia en una transnacional para iniciar su emprendimiento.
Temeroso de las autoridades de su país, mi amigo puso todo en orden desde el inicio y la llamada solo fue para solicitarles unos datos que no quedaron claros en un documento.
Con carácter de urgencia me pidió que revisara su presupuesto para asegurarse de que tuviese los ingredientes fundamentales. No quería iniciar con el pie izquierdo y en unos 5 años comunicarme, la terrible noticia, de que su negocito había fallecido por sus malos manejos.
¿Cómo iniciar un negocio sin deudas?
Así que pensando en el caso de Luis Diego quise compartirte 5 ingredientes que debe tener todo buen plan de gastos de cualquier emprendimiento:
1) No puedes arrancar de cero. Antes de abandonar tu trabajo como asalariado debes tener, al menos, un año de capital de trabajo, como fondo de reserva. Esto te permitirá enfrentar el arranque de tu negocio sin preocupación. Este fondo de emergencia deberás mantenerlo durante toda la vida de la empresa.
2) Debes tener el rubro de impuestos e ir apartando el monto correspondiente en cada venta. Aunque parezca muy obvio no lo es. Algunos nuevos emprendimientos solo deben reportar el impuesto de la renta. Y muchos no acostumbrar guardar la cifra en cada proyecto, sino que esperan hasta el pago trimestral o anual para ver de dónde sacan el dinero, pues se lo gastaron. Es un error.
3) Debes incluir un rubro para reinversión. Lo recomendable es un 15% de los ingresos. Esto te permitirá crecer sin deudas.
4) Dentro de los costos operativos contempla tu salario.  Pensá que sos un empleado de tu propia empresa. De lo contrario, te la comerás viva.
5) Invierte las utilidades en fondos de inversión. Si bien en Costa Rica el mercado de valores es muy pequeñito, tiene la venta de que está muy bien cuidado y regulado.
Tu Libertad Financiera Alzo Vuelo
Si tenés más ideas contámelas en monica@misfinanzasencontrol.compara enriquecer esta publicación. Compartila con tu círculo de influencia y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y buscás  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.

Y Recuerda: ¡Organízate y Sé Libre!

“Porque raíz de todos los males es el amoral dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”, 1 de Timoteo 6:10.
Nótese que en ese pasaje no dice que el dinero sea malo o diabólico. Lo que dice es “El AMOR” al dinero es el que produce en nuestros corazones una serie de ansiedades que nos impiden disfrutar de lo que tenemos, sea mucho o poco. Y a muchas personas las lleva a la muerte.
Salvadore Lucania, más conocido como “Lucky Luciano”, hijo de unos inmigrantes italianos, decidió, a los 14 años de edad, abandonar sus estudios y dedicarse a la venta de sombreros. Negocio que le dejaba US$7 por semana, toda una fortuna para inicios del siglo pasado.
Sin embargo, no contento con esos ingresos y luego de experimentar con sus amigos los juegos de casino, Luciano ganó US$244 en una partida de dados. Esto lo llevó a querer más y comenzó a ganar dinero en la calle.
Como adolescente formó su primera banda para proteger a niños inmigrantes judíos de bandas italianas e irlandesas y les cobraba 10 céntimos por semana. Ese trabajo lo llevó a convertirse en el padre del crimen organizado estadounidense por el establecimiento de la primera “comisión”. Fue el primer jefe oficial de la moderna familia criminal Genovese.
Carlo Ponzi, también de origen italiano, conocido por sus múltiples fraudes durante las primeras décadas del siglo XX en Estados Unidos. En la práctica, algunas de las “estafas clásicas”, como las pirámides, que aún hoy son comunes como modelo de negocios, se originaron en la mente de este criminal.
Victor Lustig (1890-1947), guarda un lugar especial entre los criminales más famosos del mundo, debido a que vendió el monumento mas emblemático y visitado de Francia: la Torre Eiffel. Antes de ese fraude fue conocido por vender en miles de dólares unas supuestas máquinas de impresión de dinero”, que no eran mas que cajas con un par de billetes auténticos  y mucho papel en blanco.
¿Qué tienen en común esos tres sujetos?… el amor al dinero. Los tres tuvieron oportunidad de estudiar en buenas escuelas; los tres tenían familias “normales”, los tres eran inteligentes, refinados y también fueron conocidos como “empresarios”. Lo que destruyó sus vidas fue un corazón avaricioso y poner el dinero por encima de absolutamente todos sus valores, pensamientos y deseos.
Guía para iniciar un negocio SIN deudas
El amor al dinero trae:
1) Esclavitud: Hacia las cosas materiales, hacia el último teléfono, reloj o carro de moda.
2) Amargura: No disfrutamos que lo tenemos porque estamos pensando en lo que aún no llega.
3) Envidia: Nos dan coraje las personas que tienen mejores casas, autos, escuelas, etc, mejor que nosotros.
4) Falta de contentamiento: Estamos enojados contra todo porque no tenemos que lo anhelamos.
5) Impaciencia: Quiero todo ya.
6) Avaricia: Hacer todo lo que esté a mi alcance, sin importar si es bueno o no, para obtener lo que yo quiero. Y cada vez más.
7) Resentimiento: Contra la vida y el resto del mundo porque no vivo o no viajo o no tengo cosas como algunas amistades.
8) Estrés: Mal de males es el estrés que muchas veces se origina porque me “esfuerzo” y “empeño” la vida por vivir en un estatus socio económico para el que mi billetera no está preparado.
Si tenés más ideas envíalas a monica@misfinanzasencontrol.compara enriquecer esta publicación. Compartila con tu círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tu Podcast de i Tunes ó SoundCloud:  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Órden.

Y recuerda: Organízate y sé libre.

 

“¡Es tan difícil esto de la compradera!… todo se me antoja, pero luego me arrepiento de la mitad de lo que compro. No puedo disfrutar las cosas porque después no tenemos para otras más importantes como la colegiatura de los niños.  Podría jurar que soy acumuladora compulsiva”, me dijo una de mis alumnas en un curso de finanzas personales que impartí en Colombia.
Una vez que somos conscientes de lo botaratas que somos, y comenzamos a ordenar nuestras finanzas caemos en lo que yo llamaría el “pánico a comprar”. El problema no está en ir de compras, sino en que no hay metodología para disfrutarlas sin remordimiento.
Pensando en esta necesidad, les comparto una serie de reglas, que implementamos en mi casa. Ahora que están de moda las reglas del futbol, es bueno aplicar lineamientos en otras áreas también. Estas Nos han funcionan a la perfección. Además, nos evitaron el 80% de los conflictos de pareja. Imprimilas y ponelas en la refrigeradora:
REGLA #1: Cuando el gasto es menor a US$50, solo asegúrate de que esté dentro del plan de gastos familiar.
REGLA #2:Cuando la compra es mayor a los US$50 debes consultar, si o si, con tu esposo (a) o con tu consejero financiero, en caso de que estés soltero.
REGLA #3:Para gastos mayores a los US$100 y menores a US$1.000 averigua en varios lugares. Busca cotizaciones. Mínimo 3. Y sin discutir, la compra solo será posible si los esposos están de acuerdo o si tenés la bendición de tu consejero financiero.
6 Ideas para Ahorrar en el Super
REGLA #4:Si alguien en tu casa es comprador compulsivo. Entonces, podés aplicar esta regla: cuando exista algún antojo tendrás que anotarlo en la “libreta de antojos”. Después vas a pedir cotizaciones. Pero, sí y solo sí, esa compra puede ejecutarse después de 15 días de que vino la emoción por comprar. Antes no.
REGLA #5: Clasifica tus gastos en: necesidades o caprichos o lujos. Las primeras son aquellas indispensables para sobrevivir, sin las cuales podrías desaparecer del planeta tierra. Y los segundos creo que no requieren mayor explicación. Podés gastar en los caprichos o lujos si ocurren las siguientes condiciones:

  1.  Condición #1: Estás libre de deudas.
  2.  Condición #2: Ya cumpliste con las necesidades esenciales para tu sobrevivencia y la de tu familia.

REGLA #6:Si no está en el plan de gastos NO se compra. Toda compra debe estar, necesariamente, sustentada dentro del plan de gastos familiar.
REGLA #7:Esta aplica para compras mayores a US$1.000. Primero, revisar cuánto dinero disponible tenés para ejecutar el gasto planeado. Con ese dato en la mano, reviso las opciones del mercado, según el efectivo disponible. Debes pedir 4 cotizaciones. NUNCA compres sin saber cuánto podes gastar. Esto evitará que caigas en la tentación del mercadeo, del crédito o en las garras de buenos vendedores.
REGLA #8: Aprovechar todas las ofertas posibles. Pero, sí y solo sí, lo que se quiere comprar está dentro del plan de gastos. Aunque los productos estén en oferta, no tenés por que comprarlos, si no lo estás necesitando. Así que mucho ojo con esta regla.
Si tenés más ideas contámelas en monica@misfinanzasencontrol.compara enriquecer esta publicación. Compartila con tu círculo de influencia y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y buscás  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.
Menú de comidas para 16 semanas

Y recuerda: Organízate y sé libre.

 

Ir de compras al supermercado no suele ser una de mis actividades favoritas. Cada vez que lo hago se me enmaraña la cabeza: ¿valdrá la pena comprar en este súper, será mejor el del frente?. Tal vez sea más barato este, el otro, aquel. Oh cielos, hasta me remuerde la conciencia si me permito ir al más elegante y prestigioso.

Para evitarte esta angustia, en Mis Finanzas en Control, nos dimos a la tarea de visitar los supermercados más populares de Costa Rica y comparar los precios de los productos de la canasta básica. Acá te dejo una tabla para que descargues los precios  en los diferentes supermercados. Encontrala abajo de este artículo.

Así que descanse y compre feliz. Hay muy poca diferencia en los productos esenciales.

En el estudio están incluidos los siguientes productos: arroz, frijoles, espaguetis, azúcar, sal, harina de trigo, huevos, atún, aceite, manteca, pan, café, cereales, leche, mortadela, natilla, jabón de baño, cepillo de dientes, champúes, toallas sanitarias, desodorante, papel higiénico, jabón en polvo, pañales y desinfectantes.

6 Ideas para Ahorrar en el Super

Basados en la investigación concluimos lo siguiente:

  • Hay poca variedad de precios entre los supermercados estudiados. Así que debes analizar tu costo de traslado, gasolina y tiempo al escoger tal o cual establecimiento.
  • Sí hay diferencias en artículos que no, necesariamente, están dentro de la canasta básica.
  • En general, los supermercados están agrandando las porciones, apostando más a la venta por volumen.
  • El Automercado sigue siendo el líder en cuanto a la variedad de artículos para platillos sofisticados.
  • La mayoría de los super ya incluyen su propia estantería para productos libres de gluten.

Descarga un comparativo con los precios de la canasta básica en los supermercados más populares de Costa Rica.
Informe Supermercados Mayo 2018
Menú de comidas para 16 semanas

Si notas otro detalle interesante cuando salís de compras contámelo a monica@misfinanzasencontrol.com

Por favor, compartí esta publicación con tu círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera.

No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tu Podcast de i Tunes: Consejos Prácticos para tu Bolsillo.

Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora Finanzas y el Orden.

Y recuerda: Organízate y sé libre.

           Podemos ser administradores de empresas, tener una maestría en finanzas y haber estudiado economía, que cuando se trata de la despensa  de la casa parece haber un gran abismo entre nuestra teoría educativa y la realidad de nuestras compras y gastos caseros.

         ¿Por qué sucede eso? Porque en las empresas nos comportamos como los administradores que somos, pero en casa somos los dueños y señores de las cosas. Así que tomamos decisiones financieras con emoción y sin control. Como si el dinero fuera ilimitado.

            Les confieso que el cuarto de pilas de mi casa parecía una sucursal del PriceSmart. Habia tres cajas de jabón de ropa; 5 botellas de las grandes de suavisador; 80 bolsas de prensas de ropa, como si fueran para comer; 5 galones de cloro, como para blanquear todo el barrio y más de 10 palos de escoba de todos los tamaños.

            Y ni qué decir de la alacena de la cocina: unas 12 latas de atún; 10 cajas de macarrones vencidos; como 10 bolsas de arroz, apenas para alimentar un ejército; bolsitas de frijoles en cada rincón; tinta de pasteles; medicinas vencidas; galletas aplastadas y un galón gigante de condimento.

            Si todo hubiese estado en buen estado creo que en ambas despensas contenían unos US$2 mil estancados.

            6 consejos

            Después de entrar en razón, decidimos tomar algunas medidas que nos permiten tener lo suficiente, lo necesario y ahorrar dinero. Se las comparto:

1) Primero hicimos un menú. El nuestro es de unas 16 semanas. Con esta idea no solo variamos los alimentos, sino que sabemos exactamente qué comprar. Así no se gasta más de lo necesario.

Menú de comidas para 16 semanas

2) Segundo, hacemos un chequeo semanal de todas las despensas para asegurarnos que haya lo suficiente para sobre vivir el mes completo. No más, ni menos de eso.

3) La tercer idea es que cuando vamos al súper procuramos ahorrar el 10%. Es decir, si tenemos de presupuestado gastar 100 mil colones, entonces ahorramos 10 mil colones. Así nos medimos más con los gastos y tenemos una buchaquita para un día de lujos y antojos.

4) Un día de lujitos. Como a todos nos gustan ciertas cositas y darnos ciertos gustitos, con el dinero que hemos venido ahorrando, designamos un día de lujos y antojos. Ese día cada uno de nosotros tiene derecho a comprar cualquier cosa que no esté dentro del menú aunque no sea costoso y poco nutritivo.

5) Tenemos un sistema de compras: No se asusten, no es nada complicado. Simplemente, compramos las cosas no perecederas (que no se vencen rápido) en lugares donde venden por volumen, pues las cosas salen más baratas y alcanzan para el mes. Las frutas, las verduras y algunas carnes las compramos, semanalmente, preferiblemente, en la feria o en granjas orgánicas.

6) Nunca vamos con hambre al súper.  Cuando vas con hambre se te antoja todo y no precisamente lo más nutritivo. Así que mejor anda con la pancita llena y el corazón contento.

7) Y la sétima idea te toca a vos compartírmela para ir enriqueciendo cada post. Contámela a través de mi blog o a través de mi correo: monica@acoyolpartidocoyolcomido.com

Aquí va la sétima idea de un fiel lector:
7) En el última entrada 6 ideas para Ahorrar en el Súper hecha en su blog, nos motiva a proponer ideas, por este motivo le escribo y quiero compartirle un consejo que en lo personal me ha funcionado para el mejoramiento de las finanzas personales, el cual es dejar de último los pasillos en donde los supermercados nos promocionan productos que no son de primera necesidad, con esto evitamos comprar cosas que no necesitamos, ya que cuando dejamos de último estos pasillos, ya nuestro carrito va lleno y uno lo piensa más en agregar algo innecesario ya que hay un efecto psicológico de que ya debemos pagar bastante por ese carrito, eso nos puede ayudar.
 

Y Por favor, bajá mi PodCast en I Tunes: Consejos Prácticos para tu Bolsillo y recibe lecciones de finanzas personales. Compartilo con tu círculo de influencia.