Anoche el zumbido de un molesto zancudo daba vueltas y vueltas sobre mi cabeza. Ese hiiiiiiiiiiiiiiiiiii, al rededor de mis oídos me tenía frenética. Entre dormida y despierta le aventé lo primero que encontré con la mala suerte de que era un precioso adorno que me había regalado mi abre cuando tenía como 10 años.

Ese adorno estuvo conmigo en las buenas y en las malas, me vio llorar, reír. Vio mi transformación de niña a mujer, mamá y señora. Estudiante, empleada y empresaria.  Ese adorno se convirtió en mi corazón en un símbolo de lo pasado y lo por venir. Era mi vaca sagrada. Lloré tanto….

Pero eso me llevó a meditar en cuántas vacas sagradas financieras tenemos en el corazón y podrían ser las responsables de que no levantemos anclas a nivel económico.

Con un poco más de 7 años de estar aconsejando a profesionales y ejecutivos a salir de la esclavitud financiera, he identificado 10 vacas sagradas financieras, que en épocas de tanta incertidumbre económica, es un buen momento de poner en el altar de la sobre vivencia. Ese concepto me encantó, lo tomé del libro “Una Crisis como Ninguna”, de mi Mentor, el Dr. Andrés Panasiuk.  Por cierto, aquí les dejo el link por si quieren comprar el libro en Amazon. Vale la pena.

Una Prueba Como Ninguna

No voy a satanizar ninguno de estos rubros. Todos son necesarios. La invitación es a meditar. Es decir, que analices, cuáles son aquellas vacas financieras que podrían estar limitando tu libertad económica y que en una crisis económica mundial, es bueno replantear absolutamente todo, especialmente, los vicios de la billetera.

10  Vacas Sagradas Financieras

  1. La casa. Si bien la vivienda propia es un sueño para muchos, definitivamente, puede significar la sepultura financiera de una familia. Muchas veces la hipoteca consume más del 35% del presupuesto y esas personas terminan siendo sepultados por su propia vivienda. Es momento de analizar su vale la pena seguir cargando con ese peso. O si es un excelente momento para deshacerte de esta carga y vender. O pasarte a vivir a un apartamento más pequeño y menos costoso.
  1. El Auto: Esta es una vaca más problemática para los hombres que para nosotras. Las marcas han hecho muy bien en relacionar el vehículo con estatus. Y para algunos hombres, primero muertos que sin carro de marca. Definitivamente, el vehículo es y será una pésima inversión, pues se deprecia en un 20% apenas sale de la agencia. Y si a eso le sumamos el préstamo, es una de las peores decisiones financieras con o sin crisis.
  1. El colegio privado de los hijos: Así como para los hombres una vaca sagrada es el auto, para las mujeres es el colegio de sus hijos. Hace unos meses me tocó atender a una pareja, a punto del divorcio, porque en plena debacle financiera, ella no quería deshacerse del colegio de sus hijos que les estaba consumiendo casi US$5000 mensuales.
  1. El celular:  Sé que en esta época el celular es vital. Pero hay precios de precios. ¿Vale la pena que en la casa hayan 5 celulares y solo dos adultos?. ¿El tipo de aparato y el plan sí está de acuerdo para lo que necesitas?, ¿Cuánto dinero te está generando tu móvil?… esas son algunas preguntas que podrías hacerte para tomar la decisión.
  1. El club: para muchos significa su lugar de esparcimiento y distracción después de un ardua semana laboral. Pero para otros es solo un símbolo de estatus para impresionar con sus amigos, pues nunca van. Hace como 3 años conocí una familia que pagó US$60 mil por una acción de un club. Pero nunca podían ir porque no podían pagar las comidas de los restaurantes ni vestirse a la altura de los otros socios. ¿Entonces?
  1. Las comidas afuera y el entretenimiento: Se que no hay nada más delicioso que comer fuera de casa. Pero muchas veces este rubro  se consume demasiado dinero dentro de un plan de gastos. Lo recomendable es no disponer más de un 5% para este fin. Al menos, en estos días de cuarentena y aislamiento social, podríamos ahorrarnos bastante si comemos en casa.
  1. Hijos veinteañeros sin trabajo: A las mamás, especialmente, nos da horror soltar las amarras con nuestros pequeños. Pero si el suyo ya tiene más de 20 años y no está trabajando es tiempo de lo invite a valerse por sí mismo e inclusive a ayudar con los compromisos de la casa. Sí aunque estén estudiando deben trabajar. Esto les desarrolla carácter, visión de mundo, capacidad de análisis, de resolución  de problemas. Capacidad para lidiar con jefes difíciles y compañeros de trabajo. Esto los forma. Y además, puede aportar a la casa.
  1. El gimnasio: Me incluyo. Cuando sufrimos nuestra debacle financiera, recuerdo que me rehusaba a dejar el gimnasio. Pero a toda luces no podíamos pagar US$100 mensuales. Así que con el dolor de mi alma, tuve que deshacerme de él durante año y medio. No significa que no dejé de hacer ejercicio. Al contrario, me hice fanática de los canales de you tube para entrenar en casa.
  1. La Universidad de los Hijos: De la misma forma que el colegio, los padres siempre vamos a querer darle a nuestros tesoros, lo mejor de lo mejor. Pero a veces, eso no es posible. Gracias a Dios en mi país tenemos una sistema educativo público, de calidad mundial. Es una gran bendición. Pero, una universidad podría ser la sepultura financiera para muchos hogares. Cuando no se puede o no se debe, no se hace.
  1. El servicio doméstico: Créanme soy de las que defiendo este rubro a capa y espada. Es más se los pongo así: yo prefiero dejar de comer que quedarme sin mis muchachas. Las amo y las necesito con todo mi corazón. Pero, pasé casi 4 años sin ayuda doméstica. Cuando quitamos este rubro en el plan de gastos pudimos pagar un poco más de US$5000 en deudas. Convertimos el salario de la muchacha en un plan para acabar con las deudas y funcionó.

Si te gustó este artículo te invito a compartirlo con tu círculo de influencia. Ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera. Te espero todos los sábados, a las 10:00 am (hora Costa Rica) a través de mi canal de you tube: Dra.Finanzas.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *