Para algunos no tener casa propia es toda una tortura existencial. Pero esta decisión podría convertirse en una completa pesadilla que puede acabar con tu matrimonio, tu salud y hasta con tu modo de andar si no se hace correctamente.
El libro Cómo Compro Inteligentemente de Andrés Panasiuk, mi mentor, señala muchos principios básicos antes de dar este importante paso. A continuación algunos de ellos:
http://acoyolpartidocoyolcomido.libsyn.com/podcast_n_12-comprar-casa-la-decisin-ms-tonta-o-la-ms-inteligente
Los pasos que debes dar son:
1) Análisis presupuestario. El gran error que cometen las familias es ir a ver casas sin saber cuál es su disponibilidad real de crédito y de dinero para el pago de la propiedad. Así, se enamoran de una vivienda y son capaces de empeñar hasta su alma con tal de comprarla. Para evitar ese error el proceso de compra debe iniciar con la ejecución de un buen plan de control de gastos. Y será ese plan el que guiará la decisión.
El dinero máximo que deberías gastar para tu vivienda es el 35% de tus ingresos disponibles (después de impuestos y ofrenda). Esa cantidad incluye la hipoteca o el alquiler, impuestos, seguros, agua, electricidad, cable, teléfono, mantenimiento de áreas comunes, internet y todo lo relacionado con el inmueble.
Jamás te permitas que ese porcentaje llegue o supere el 40%. Eso es igual que ponerte una soga al cuello.
2) Confirmación de la capacidad crediticia: En Costa Rica y en mucho otros países, cada persona tiene una puntuación de acuerdo a su capacidad crediticia. Es decir, es su historial de cumplimiento de compromisos con entidades reconocidas. Esta información la puede obtener en la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) . Para ingresar a su expediente debe tener una firma digital. ‘
La entidad debe calificar, individualmente, a los deudores en una de las ocho categorías de riesgo, las cuales se identifican con A1,A2,B1,C1,C2,D y E, donde la primera (A1) es la menor riesgo y la categoría E es la de mayor riesgo para la institución que presta.
3) Préstamo pre aprobado: Una vez que conoce su capacidad de crédito diríjase al banco que le ofrece la mejor opción y solicite un préstamo pre aprobado. Esto para asegurarse de que tiene el dinero. “No salga a mirar casas si no tiene el dinero en la mano, o por lo menos un préstamo pera probado”, asegura Andrés Panasiuk. Compare bancos y evalúe todas las opciones disponibles para ese fin. Endéudese solo en la moneda de sus ingresos. Es decir, si gana colones en colones y si gana dólares puede endeudarse en esa moneda.
4) Haga una lista de las cosas que quiere tener en su casa: Por ejemplo, si tiene o no cochera, jardín, terraza, tres cuartos, baños, centros comerciales cercanos, distancia de la escuela y los trabajos, etc.
5) Ahora compare su lista con las opciones disponibles de acuerdo a su presupuesto. Busque en los periódicos, ofertas, Internet, Corredores de Bienes Raíces. Todos los medios posibles para salir a buscar su casa.
6) Hora de comprar: Ya teniendo el presupuesto, el dinero pre aprobado, sus necesidades claras, vaya y busque la casa de sus sueños sin ningún remordimiento ni incertidumbre.
Cuidado!!! Alerta con lo siguiente:
En general, los bancos realizan el siguiente análisis: multiplican su salario total mensual por 0,28%, aproximadamente, para prestarle la mayor cantidad de dinero que se pueda. Ese es su negocio.
Mejor sea conservador y esté seguro de que su familia tiene el dinero, no solo para pagar la hipoteca, sino para ahorrar, educar a sus hijos, para comprarles ropa, mantener la casa, y el resto de gastos necesarios en un hogar. Así que no se embarque.
1) En una hipoteca de 30 años se durará casi 24 años en bajar la hipoteca a la mitad de la cantidad de dinero que se solicitó originalmente.
2) En los primeros 15 años, menos del 20% de los pagos se aplicarán al principal.
3) En los primeros 7 años, el 91% de los pagos se aplicarán a los intereses.
4) En una hipoteca a 30 años, los dueños pagarán 3 veces y medio el valor de su casa.
 
            Cuidado con la letra menuda
Los aspectos anteriores son cosas que el “asesor” crediticio nunca le va a decir. Es más, es muy probable que tampoco lo sepa. Por eso, es importante, que antes de solicitar un préstamo para vivienda, asegúrese de tener claro los siguientes aspectos:
1) Que no haya multa por pronto pago.
2) Que el plazo a pagar no sea mayor a 15 años.
3) Si la opción anterior no es válida para el mercado costarricense, entonces, asegúrese de llevar, al menos, un 35% de prima y no un 20% como lo solicitan las entidades.
4) Haga todos los pagos adicionales posibles para salir de su deuda en el menor tiempo posible y ahorrarse millones en intereses. Así por ejemplo, al pagar US$25 extra cada mes a una tasa fija a 30 años, en una hipoteca de US100 mil, al 7%, los dueños se ahorrarán US$18 mil en intereses y acortarán el plazo del crédito a 3 años. Del mismo modo, si se pagaran US$100 adicionales cada mes, la deuda podría reducirse 10 años, ahorrando más de US$60 mil en intereses.
Opciones en el sistema bancario nacional
Banco Popular: Para un crédito en colones trabajan con una tasa del 10,25%. Y en dólares una tasa fija del 7,75% durante tres años. Esta institución ofrece la posibilidad de realizar el crédito a 15 años. Ellos cobran un 3% de multa por pagos anticipados, pero únicamente en los primeros 5 años del crédito. Después de ese período usted puede hacer aportes extraordinarios.
Banco Nacional: En este momento, la entidad solo ofrece créditos para vivienda a 30 años. Pero, cabe la opción de negociar el plazo, primero, realizan un estudio de la capacidad de pago del cliente. Cobran una multa del 2,50% del monto del crédito, en ese momento, si se cancela antes de la mitad del tiempo establecido.
Banco de Costa Rica: Este banco solo trabaja con créditos a 30 años para todos los usos. Además, cobran un 2% sobre el monto del crédito por gastos de formalización y una penalidad del 3% por pagos anticipados en créditos superiores a los US$10 mil. La multa solo aplica durante los primeros 5 años del préstamo. También, exigen un seguro de desempleo para personas asalariadas y que sean empleados permanentes.
Una vez finalizada la obra (construcción) el cliente deberá cancelar la suma de US36 por inspección pericial.
Bac San José: Este Banco da un plazo máximo de 20 años. Y a una tasa e interés del 7,25% en dólares. Entonces, si usted quiere solicitar un préstamo por US$100 mil, deberá tener un ingreso familiar, mínimo, de US$1.556.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *