Sé que tienes dudas de por dónde comenzar a tener orden en tus finanzas. Yo también pasé por eso. Mira, te voy a dar algunos consejos que me funcionaron muy bien y sé que le han servido a millones de familias en Latinoamérica.

  1. Lo primero que debes hacer es recopilar toda la información posible de tus gastos. Toma una caja de zapatos y comienza a guardar absolutamente todos los recibos. Si compraste unos tacos en la esquina o una empanada y no te dieron factura anota ese gasto en un papel.
  2. Haz ese mismo ejercicio durante un mes completo. Entre más información mejor. Luego, pide a alguien que te cuide a los niños un fin de semana y comienza a clasificar todo ese papelero en categorías (vestimenta, alimentación, transporte, vivienda, entretenimiento, salud, reparaciones, educación, etc).
  3. Ahora totaliza tus gastos. Compáralos con los ingresos. Como diría mi mentor, Andrés Panasiuk, si esa diferencia te sale positiva sos de otro planeta.
  4. Una vez que tienes el panorama claro comienza a recortar gastos de forma tal que éstos se acomoden a tus ingresos.

A veces el proceso  de socarte la faja es doloroso. Debes tener carácter y firmeza para rechazar tentaciones (salidas con amigas, unos bellos zapatos, el vestido en promoción).  Con el tiempo ese esfuerzo traerá su recompensa.
Apégate a tu nuevo presupuesto. Escríbelo en todas partes. Haz un compromiso con alguien de confianza de que los vas a seguir al pie de la letra.
Buena suerte, si tienes dudas escríbeme a mi correo: demigconsultores@gmail.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *