Era una de esas tardes en las que estaba triste y melancólica. Llovía intensamente, y me dejé atacar por   el síndrome del impostor. Sentía que nada de mis esfuerzos por ayudar a otros, en sus esfuerzos por  salir de la esclavitud financiera, tenía sentido. Años de años creando contenido, haciendo mi programa en vivo y dedicando horas enteras a buscar técnicas, literatura, metodología y demás, no valían la pena.

De inmediato, el sonido de mi celular, me sacó del síndrome. Era uno de mis alumnos que con gran alegría me contó que ese día acaba de comprar su primera casa totalmente cash y libre de deuda. Dios sabe cuánto necesitaba esa llamada y semejante noticia.

«Si, profe, me dijo. La compré billete sobre billete y cero deudas», afirmó  wooo… esto se llama superar al. maestro.

Un joven de 35 años. En la flor de su juventud y vida laboral. Sin deudas y con casa propia, realmente, es admirable. Así que tuve que invitarle para que me contara su gran hazaña. Cuando lo escuché quedé muy sorprendida. Básicamente, lo que hizo fue sustituir gastos que te hacen perder dinero en el tiempo por inversiones. Genial.

¿Alquilar o Comprar Casa?

Por Etapas

El objetivo es evitar a toda costa el pago de intereses.

Es decir, no es un asunto de dinero. Si te das cuenta, en una deuda de 30 años, vas a terminar dándole a tu banco hasta 3,5 veces la casa que compraste. Eso gracias a los intereses que te cobran la institución.

En un préstamo, tendrás la vivienda de manera inmediata, pero estarás amarrado al banco por un mínimo de 20 años. Tiempo durante el cual esa propiedad no te pertenece. Además, le habrás regalado, prácticamente, 4 casas de ese mismo tamaño al banco. Eso, financieramente, no tiene ningún sentido. Así que la estrategia será, pagarte esas cuotas vos. Aplazar la satisfacción de tener la vivienda de tus sueños inmediatamente, no deberle nada a nadie y contar con tu activo antes de los 20 o 30 años.

A menos que tengas una herencia y te hubiesen dejado un lote o un activo de alto valor y podás comprarte la vivienda de tus sueños de una sola vez, lo ideal es comenzar por etapas. Es decir, no vamos a iniciar con la mansión de 4 pisos y cochera para 10 autos.

Vale la pena aclarar que entre una etapa y otra podés tardar, en promedio, unos 5 años.

Etapa 1: Vas a comenzar con un pequeño apartamento del más bajo valor que podás conseguir. No, necesariamente, tenés que habitarlo. Podés darlo en alquiler. Luego, con el dinero del alquiler más el dinero que vas ahorrando, vamos a pasar a la siguiente etapa.

Etapa 2:  Haz acumulado dinero que proviene del alquiler de la propiedad anterior más tus ahorros. Además, haz hecho esfuerzo por cambiar activos que te hacen perder dinero en el tiempo, por cash. Una vez realizados los pasos anteriores, vas a vender esta propiedad. Así, con la plata de esa venta más los ahorros anteriores, vas por la segunda vivienda. Esta vez, en un mejor barrio o en una mejor condición que el apartamento anterior.

Etapa 3: Vas a repetir el mismo proceso de la primera vez. Alquiler, más ahorros. Esperas, en promedio unos 5 años. Y repites ese mismo sistema hasta llegar a la casa de tus sueños.

Eso fue lo que hizo mi alumno. Con la ventaja de que, durante los últimos 5 años de su vida laboral, había ahorrado todos los aguinaldos y tenía un buen dinero.  Sin embargo, hay varios tips que quiero compartirte para que el proceso resulte muy divertido.

7 Tips para comprar Casa Cash

Tip 1: Debes plantearte tu estrategia financiera. Tu ruta de acuerdo con las etapas vistas anteriormente.

Tip 2: Limpia todas las deudas que tengas y ese dinero   úsalo para construir el capital de la primer vivienda de acuerdo con la etapa 1.

Tip 3: Vende  todos los activos que no generan valor en el tiempo. Tales como autos, acciones de un club, tiempos compartidos, etc. Éstos representan una fuga de dinero  y si a eso le sumamos la depreciación (en el caso de los vehículos) estás, prácticamente, tirando plata por la ventana y a lo tonto. Esta puede ser una medida temporal. Luego podrás volverte a comprar ese tipo de cosas. El objetivo es usar el dinero de su venta para ir acumulando capital para las diferentes etapas.

Tip 4: Ahorra, después de haber pagado deudas, el 35% de tus ingresos para la vivienda. Es decir, tenés que imaginarte que se trata de la cuota que le estarías entregando al banco. Ojalá tu banco te descuente esos ahorros de manera automática.

Tip 5: Busca ingresos adicionales dirigidos al objetivo: vivienda propia.

Tip 6: En las primeras etapas es ideal que esas  viviendas las des en alquiler. Y con ese dinero vas acumulando capital para la siguiente casa. Claro, al menos, que vos mismo te pagués ese dinero y vivás en la propiedad de la etapa 1. Pero esta ecuación es muy difícil de cumplir. Así que lo mejor será que vivas, mientras tanto, en casa de tus padres o hermanos, donde podás pagar una suma mínima de alquiler.

Tip 7: Durante todos esos años ahorra, al menos, el 70% de los aguinaldos, bonos, comisiones y demás dinero extra que recibas. Entre más dinero juntes más fácil será llegar a la casa de tus sueños. 

Espero que estos tips cambien tu paradigma que nos hemos hecho de que la única manera de adquirir una vivienda es con deuda. Muchos han logrado su sueño sin deber un solo centavo. Así que si te gusto este artículo te invito a compartirlo con tu círculo de influencia. Eso me ayudará mucho a combatir la esclavitud financiera.

Te espero todos los martes a las 7:00 pm (hora Costa Rica) en mi programa: Consultas con la Dra. Finanzas, por mi canal de You Tube.  Podés plantearme tus inquietudes en vivo.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *