Qué conflicto existencial me tenía ese día. Era imposible concentrarme pensando en ¿lo compro o no lo compro?. Si lo hago, estos serán mis beneficios… y repasaba, mentalmente, cada una de las bondades del curso para mejorar mi canal de you tube.

Que tentación!, les confieso que a diferencia de otras mujeres, cuya debilidad son los zapatos o los bolsos, la mía son los cursos on line. En serio… es día no me pude concentrar pensando en adquirir el bendito programa para catapultar mi canal.

Así que me acordé mi regla de tres pasos para evitar compras emocionales. Se las comparto porque a lo mejor la puedan aplicar también: Si la compra supera los US$100 ocupo tener tres cotizaciones (ya con solo ver en tres lugares diferentes se me baja la emoción). Como era un curso on line, pues no podía aplicarla porque yo lo quería llevar con Marta Emerson. Con nadie más.

La segunda regla es consultarle a mi esposito. Él es bien racional. Así que rapidito me hace caer en razón.

7 Medidas para Espantar la Recesión

Hasta aquí todo  bien. Sin embargo, esta vez, mi esposo fue bastante flexible. Así que me deje llevar por la tercer regla. Y es hacerme la siguiente pregunta: ¿Es el momento o no es el momento?, ¿Cuánto dinero me va a generar esta decisión en este preciso instante?… bueno, finalmente, resolví no comprarlo y acumular ese dinero en mi fondo de emergencia de capital de trabajo de uno de mis negocios.

Casi peco. Esto me llevo a meditar en cuáles son los pecados que podríamos cometer en la pandemia y a las puertas de unas de las recesiones económicas más grandes de la humanidad.

7 Pecados Financieros en Media Pandemia

  1. Pecado 1: No contar con un fondo de emergencia. Recuerden que la base del fondo debe ser de US$1.000. Luego debemos ampliarla a 3 meses de nuestros ingresos mensuales. Luego a 6 meses. Y lo ideal es llegar a tener un año de nuestros ingresos mensuales ahorrados.
  2. Pecado 2: Endeudarte en este momento. En este ni en ningún otro momento la deuda es una decisión inteligente. Pero a las puertas de una incertidumbre financiera total peor aún. Ni los mismos bancos tienen idea de cómo se van a comportar las variables macroeconómicas. Menos nuestra billetera.
  3. Pecado 3: Seguir mantenimiento el mismo nivel de vida como si nada estuviese pasando. Aunque usted no haya perdido el empleo o no le hubiesen disminuido su jornada laboral, es un hecho que las circunstancias del entorno cambiaron. Es un tiempo excelente para hacer los ajustes necesarios.
  4. Pecado 4: No rediseñar el plan de gastos. Este pecado se relaciona mucho con el anterior. Es necesario rediseñar el plan de gastos, pensando en los rubros defensivos de un presupuesto. Estos son: el fondo de emergencia; los gastos de subsistencia, como prioridad. Mantener los seguros de vida y gastos médicos y ahorrar para darle de comer a nuestro yo viejito.
  5. Pecado 5: Hacer compras emocionales por Internet. En tiempos de encierro uno quiere salir de alguna forma, aunque sea irse de shopping por Internet. Si a mi también me encanta. Pero este no es el mejor momento para disparar el dinero en cosas innecesarias o caprichos.
  6. Pecado 6: No estar aprendiendo algún arte digital. A todas luces ésta es una época 100% digital y quien no aprende alguna actividad relacionada el Internet, es muy probable que deje de comer en algún momento.
  7. Pecado 7: No buscar una fuente de ingresos adicional. Nada más riesgoso que depender de una sola fuente de ingresos. Ahora más que nunca es necesario diversificar nuestros ingresos y no tenerlos todos en una misma canasta.

Es probable que ustedes identifiquen más pecados, así que te invito a compartirlos aquí mismo en la sección de comentarios. Me cantará.

Y si te gusto este artículo compartido con tu círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera. Te invito todos los sábados a las 10:00 am (hora Costa Rica) a conectarte a mi programa en vivo: Consultas con la Dra.Finanzas.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *