Sentados en el borde de un lote. Sacamos la calculadora y una libreta y comenzamos a anotar nuestros  futuros gastos. Una y otra vez, calculábamos y calculábamos. Los números  no  daban. Pero nuestro amor no podía esperar un segundo más. Teníamos 22 y 24 años.

A esa edad, llenos de juventud, nuestras hormonas en un momento genial y estrenando trabajos, todo parecía indicar que era el momento clave para casarnos. Mis suegros nos dieron la bendición final y nos regalaron nuestra primer casita, en Santo Domingo de Heredia, y el menaje completo. Nada nos podía atrasar. Estábamos listos, teníamos casa, cero deudas, carro, trabajos y amor.

Pero nos faltó un ingrediente fundamental y sumamente importante: Inteligencia Financiera.

Los primeros 5 años fueron hermosos. Ya saben, él era el más guapo del planeta y yo la más preciosa de todas las preciosas. Todo se centraba en la atracción y la intimidad. Ninguno de los dos se detuvo a pensar en un norte financiero. En cuentas de ahorros, en un fondo para el retiro, en que si algún día llegaban los hijos qué les ofreceríamos en fin… tantos sueños por construir. Tener arroz,  frijoles  y el dinerito para pagar las cuentas del día no son suficientes para construir un hogar, financieramente, estable y el amor menos. Era necesario sembrar los pilares para edificar, además de un hermoso nidito, un patrimonio a prueba de fuego.

5 Decisiones para Garantizar la Satisfacción Financiera De Ellas

El Amor No Alcanza

Lamentablemente, el 80% de los causales de divorcio se encuentran en la billetera de los matrimonios. Y es que la verdad, nadie te prepara para ese escalón de vida y menos a nivel económico. Los cursos pre matrimoniales, que con toda buena voluntad preparan las diferentes Iglesias, jamás podrían abarcar, el sin fin de bemoles financieros que tiene esta misteriosa unión.

El amor no alcanza para darle de comer a los hijos, suplir diferentes necesidades, complacer caprichos, pagar unas buenas vacaciones, las tarjetas de crédito, la deuda de la casa; la hipoteca del lote; el carro; los viajes; las ayudas a los papás; los estudios de los hijos, los seguros; los  gastos médicos; el mantenimiento de la vivienda; las áreas comunes; el nuevo condominio; el segundo vehículo, etc, etc y etc.

Tuvimos nuestro primer hijito al año 5 de casados y dos años después tarde nació nuestra princesita. Ambos fueron inmensamente pedidos y amados. Pero ya la casa se nos hacía pequeña. En el carro ya no cabíamos los 4.

¿Y qué creen?… efectivamente, nos endeudamos para construir una casa tres veces más grande, como si los niños, fuesen a convertirse en gigantes de la noche a la mañana. Al mismo tiempo, nos endeudamos para comprar un auto con mayor capacidad, cuando ambos chiquis ni se veían.

Comprar casa, la decisión más tonta o la más inteligente

Las Puertas del Infierno

Así, tanto  la publicidad, el buen mercadeo, los bancos, el aumento de nuestra capacidad de endeudamiento, nuestras necesidades inventadas y nuestra estupidez e ignorancia financiera, nos fue llevando a las puertas del infierno.

De ese modo, 15 años más tarde, nadábamos en deudas. El estrés de mi esposo llegaba a tal nivel que nuestra relación llegó al borde del precipicio. Y si en ese momento me  hubiesen ¿qué quería yo?… mi respuesta hubiese sido, volver a vivir en mi casita de Santo Domingo, sin plata, sin lujos, pero en armonía.

Llegamos a tener más de US$350 mil en deudas y como les he contado, por la Gracia y Misericordia de Dios y gracias a nuestros mentores, limpiamos en 24 meses. Al año siguiente de haber limpiado ese infierno, llegó nuestro tercer pequeñín, quien, efectivamente, trajo debajo de su brazo, un montón de pancitos.

Guía antes de Casarnos

Siempre me gusta darte herramientas prácticas y recomendaciones. La primera que te voy a dar, sé que te va a rechinar en tu cabeza y seguro me vas a odiar. Pero lo siento, luego me lo vas a agradecer:

Pasos Mecánicos

Paso 1: Jamás se casen si tienen deudas. Antes de casarse su primer paso debe ser limpiarlas. Tómese el tiempo que se tome. Créanme, si realmente se aman, el amor sabrá esperar. Si entran en esta unión endeudados, la luna de miel se acabará más pronto de lo normal.

Paso 2: Hagan un plan de gastos. Pero como aún no tienen un escenario claro de cuánto gastan los matrimonios, sería bueno que consulten con parejas del mismo estrato social y de edades similares. ¿Por qué?… porque parejas con más años, más experiencia o de diferente edad, tendrán una realidad financiera diferente. Así tendrán un escenario más real de su futura situación.

Paso 3: El primer proyecto como pareja, será formar el fondo de emergencia de US$1.000. Es más, les recomiendo que en lugar de pedir chunches, que muy posible no usen, pidan platica para hacer ese fondo. Es más, les cuento que luego de 25 años de matrimonio, hace un par de semanas sacamos una máquina para hacer queso derretido que NUNCA estrenamos. Mejor pidan platica.

Paso 4: Estructuren su plan de gastos de la siguiente forma.

  1. Pago de impuestos (renta, municipales y todos los demás).
  2. 10% para ofrenda o para dar a sus luchas sociales.
  3. 15% del ingreso de cada uno, para su fondo de retiro o jubilación (El régimen de pensiones estatal no cuenta).
  4. Vivan con el Saldo. Y ordenen ese saldo en las siguientes prioridades: a) Alimentación, b) Techo, c) Seguros de gastos médicos (si es una prioridad, luego me lo van a agradecer), d) Vestido, e) Transporte y todo lo demás.  Les adjunto una tabla de excel para que puedan acomodar sus gastos. Presupuesto-familiar-2020xlsx

Paso 5: Tengan metas financieras para comprarse las cositas: Los muebles, el auto, alguna vacación, etc. Esto para evitar las deudas.

Paso 6: Vivan CERO deudas: Nada he visto yo más destructivo, nocivo y devastador para un matrimonio que las deudas. Es más, ni siquiera una infidelidad ahoga y desgasta tanto una unión que la mano de satanás (o sea la deuda).

Paso 7: Definan cuál de los dos será el supervisor de sus vidas financieras: Les recomiendo que sea el más ordenado, el más cuadrado, el más esquemático, el menos compulsivo de los dos. Pero no me malinterpreten, ambos deben construir todo juntos. Pero uno de los dos, con las características anteriores, debe ser el supervisor que se aseguren que las cosas se cumplan.

Paso 8: Busquen un mentor. Preferiblemente, parejas mayores y con matrimonios estables.

Pasos Profundos

 Paso 9: Los anteriores son los pasos mecánicos.  Es decir, lo que en automático, se debe hacer. Pero hay otros que son más profundos, por llamarlos de alguna manera, y son aquellos que tienen que ver con construir el norte financiero.

Es decir, cuál es la visión de ambos. Llegar a este paso es muy importante, porque sus vidas se siembran bajo un proyecto común, el cual caminará y seguirá su inercia, aún cuando las mariposas desaparezcan y las relaciones sexuales aminoren. Es decir, cuando el amor mágico haya seguido su rumbo para nunca más volver.

Ambos deben sentarse, con papel, lápices, crayolas, marcadores y una buena pizarra y van a dibujar una visión un sueño juntos:

Por ejemplo: Ambos se sueñan con una hermosa casa en la playa, con un par de niños. Viajando de vacaciones todos los años a diferentes destinos. Ambos se sueñan con una linda vejez, que les permita disfrutar y pasar su retiro en las Islas Griegas. No importa lo que sea… es muy probable que esa visión cambien conforme vayan madurando, lleguen los hijos o las circunstancias cambien. Pero la visión y los sueños, aun cuando todo se transforme con el paso del tiempo, los mantendrán unidos.

Algo así como sucedió en la película Up. Si no la han visto se las recomiendo. Vayan a buscarla ya mismo.

Una vez realizada esa visión, la van a estar revisando, año con año. Anoten los pasitos que deben hacer para llegar al destino.

Pongan fechas para cada una de sus visiones o sueños.

Asignen tareas, hagan presupuestos e ilusiónense con el porvernir. Busquen formas de buscar dinero feliz (es decir, sin deuda).

Y que esta pizarra de sus sueños o visión financiera, los ilusione cada día de sus vidas. Cuando logren un paso de cada sueño, celebren, tómense fotos. Hagan todo para estar unidos, financieramente, porque hay un principio que dice: «Toda casa dividida contra sí misma no permanece».

Y disfruten mucho su vida en pareja. Les deseo lo mejor. La clave y la respuesta sigue siendo Cristo Jesús.

Te espero el próximo martes a las 6:00 pm hora Costa Rica, en Consultas con la Dra. Finanzas, por mi canal de you tube: Dra.Finanzas.

Y si te gusto este artículo, por favor, compartilo con tu círculo de influencia y así me ayudas en mi lucha contra la esclavitud financiera.

Y Recuerda: !Organízate y Sé Libre!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *