Qué sensación tan liberadora, de  absoluto control, paz y conquista cuando tomamos la decisión de salir de las deudas y acabar con más de US$350 mil. Entiéndase bien: aún no habíamos pagado un solo cinco. Pero el tomar la decisión de hacerlo, de planificar y de tomar el control del caos, nos produjo la primera de las libertades: la libertad del espíritu financiero.

Libertad del Espíritu Financiero: 

Y es que la decisión de terminar con el caos financiero,  primero se gesta  sucede  en nuestra cabeza. Pero muchas veces tenemos impulsos o ideas de hacer que las cosas sucedan, pero no pasa nada. Esas ideas se quedan solo en la cabeza. 

Es hasta que la chispa se da a nivel espiritual, que el fuego de la acción se enciende y las cosas comienzan a pasar. Como decimos popularmente: Los astros se alinean, se abren las puertas y lo que antes era una ilusión se transforma en realidad.

Esa es la primera de las libertades. Si, espiritualmente, querés seguir en esclavitud y mediocridad ahí te vas a quedar. Pero, cuando reflexionamos en que «a libertad nos llamó Dios», tenemos un «hasta aquí» que viene del alma.

Para lograrla se requieren los siguientes elementos:

  1. Estar cansado de tu situación actual.
  2. Hastío de la zona de confort.
  3. Un fuego interno que te dice: Ya no más.
  4. Planteamiento interno de tu razón de ser financiera.

Libertad de la Esclavitud de la Deuda

Una vez que conquistamos la libertad anterior, inmediatamente, viene la segunda: Ser libres de la esclavitud de la deuda. Van de la mano.

Si por ejemplo, una persona quiere lograr la libertad financiera, entendida como no tener que trabajar para vivir. Pero sigue en deuda o mantenimiento coqueteos con bancos y tarjetas, significa que solo tiene una aspiración. Y la primera libertad, la del espíritu financiero,  aún no ha sucedido.

Por lo tanto, ese deseo de querer vivir sin necesidad de trabajar, pueden transformarse en mera ambición y avaricia. Y es muy probable que no alcance el mayor nivel en la escala de las libertades financieras que veremos más adelante.

Para lograr la Libertad de la Deuda se requieren los siguientes factores:

  1. Conquista de la primera de las libertades.
  2. Decisión.
  3. Planificación.
  4. Metodología.

Las 10 mejores webs de Libertad Financiera

Libertad en la Intencionalidad del Gasto:

Esta es una de las libertades financieras en la que muy pocos nos ponemos a trabajar de lleno. Y en esta me incluyo.

Esta libertad nos lleva a no depender de un nivel de gasto para vivir. Se requiere un grado de optimización y eficiencia del gasto. Ahora, eso no quiere decir que vamos a convertirnos en unos tacaños, sino que los egresos se vuelven absolutamente intenacionales.

Es algo así como aprender a no dar pasos en falso a la hora de desembolsar el dinero. Y todo gasto a realizar tienen una intención que va alineada a las dos libertades mencionadas anteriormente.

Para alcanzar la libertad en la intencionalidad del gasto se requiere:

  1. Haber conquistado la libertad del Espíritu Financiero.
  2. Haber conquistado la libertad de la deuda.
  3. Ser plenamente consciente de tu norte y propósito de vida.
  4. Alinear el propósito de vida a la intencionalidad del gasto.

La Libertad de No tener que Trabajar para Vivir: 

Esta es la que la mayoría de personas persigue sin conquistar las anteriores. Y eso nos lleva, en muchos casos, no en todos, a caer en la avaricia.

Pero partiendo de que se lograron las primeras libertades. Para esta necesitamos tener diferentes fuentes de ingresos pasivos. Esto sí que es un requisito, indispensable.

Los ingresos pasivos pueden venir de licencias, alquileres, comisiones, libros, recursos on line, de Tu negocio consolidado. 

La meta de obtener en ingresos pasivos es: una vez que pagaste deudas, debes tener, en ingresos pasivos, lo proporcional a tus gastos mensuales. Así no tendrás que trabajar para vivir.

Libertad Financiera en 9 Pasos

La Libertad de llevar a Otros a su propia Libertad

Admiro mucho a empresarios que dan trabajo a otros. Se me caen las babas ante los dueños de empresas grandes, consolidadas, con muchos años de existir y que dan trabajo a cientos de personas.

Eso si que se llama: Trascender. Y les confieso que ese es el gran anhelo de mi corazón. Que mis negocios sean la puerta para que otros conquisten sus propias libertades.

Para alcanzar la libertad de trascender se requiere:

  1. Haber conquistado las libertades anteriores.
  2. Sacar los ojos de sí mismos.
  3. Compartir lo aprendido.
  4. Generar espacios para otros.
  5. Espíritu de servicio.
  6. Tener una visión.
  7. Atreverse.

Si te gustó este artículo te pido, por favor, compartirlo con tu círculo de influencia y así me ayudarás en mi lucha contra la esclavitud financiera.

Y recordá preparar tus preguntas para mi programa en vivo: Consultas con la Dra. Finanzas son todos los jueves 7:00 pm, hora Costa Rica, por mi canal de You Tube.

Y Recuerda: Organízate, Invierte y Sé Libre!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.