Entradas

Sentado frente a su mohosa mesa de madera, sus lágrimas salpican dibujando un mapa sin fin similar al de sus pensamientos.  Anoche comían juntos y alegres, entre copas y recuerdos, celebraron sus casi 60 años de amistad. Hoy, uno de ellos yacía en su lecho mal oliente y ensangrentado.
La escena de horror seguía ahí. Entre sollozos, suspiros y lamentos,  sus laberintos mentales no parecían tener salida. “¡¿Por qué?,  ¿por qué?!”, gritó.  Lo único que escuchó fue un ahogado y violento gemido… y después, un segundo después, el alma de su hermano se había esfumado.
Estaba obligado llamar a sus familiares y comunicar la lamentable noticia. Finalmente, la hemoptisis de Oscar Orduño le había cobrado su vida. Las copas y tantos recuerdos  de emocionantes aventuras alteraron su cáncer de pulmón y las vías respiratorias colapsaron.
La muerte de Oscar no solo trajo un profundo dolor a su gran amigo y abogado, Felipe Rivas, sino una verdadera guerra fría y de poderes entre sus hijos, nietos, ex esposas y ahijados.  La fortuna del difunto se creía superior a los US$100 millones. Partió sin dejar herederos ni Testamento.
E-Book Pasos para Iniciar un Negocio Sin Deudas
Meses después
Felipe Rivas no encontró ni un solo fideicomiso para repartir. Tampoco seguros de vida; no habían inversiones en bolsa. Solo algunas propiedades en zonas costeras. Como si Orduño se creyese inmortal y aún con las penurias de su enfermedad, no dedicó ni un segundo a estimar el valor de su patrimonio y menos a repartirlo entre sus seres amados.
-“Ahora, resulta que nadie sabe cuál es la fortuna de tu papá. Y repartir las cosas será un proceso de nunca acabar”, dijo su última esposa a la hija de ambos.
¿A cuánto asciende su patrimonio?
Si no lo sabes en este momento, aquí te comparto, la siguiente fórmula.
Multiplica tu edad por la renta familiar realizada antes de impuestos. Es decir, todos los ingresos obtenidos ( menos las herencias). Al resultado le restas todas las deudas. Y el saldo lo divides entre diez. Este será tu patrimonio neto.
Por ejemplo: Un hombre de 41 años de edad gana US$143.000 al año y tiene inversiones que le generan otros US$12.000. Este sujeto tiene deudas por US$25.000
Tu Libertad Financiera Alzo Vuelo
Entonces:
1) US143.000+12.000= US$155.000.
2) A esos US$155.000 le quitamos las deudas= US$155.000-25.000=130.000
2) Multiplica US$130.000*41= US$5.330.000.
3) Divido los US$5.330.000 / 10 = US$533.000 Éste debería ser el patrimonio de este señor.
De acuerdo con los investigadores Thomas J. Stanley y William D. Danko, autores del libro el Millonario de la Puerta de Al lado, se considera millonaria una persona que supera, al menos, en dos veces, el nivel de patrimonio teórico.
Así, de acuerdo con el ejemplo anterior, el hombre de 41 años debía tener US$1.066.000 en activos de valor para considerarse millonario.
Millonario o no, lo cierto es que Oscar Orduño, empresario guatemalteco, pasó su vida entera trabajando, sacrificó a sus hijos; dejó matrimonios destrosados; muchas madrugadas, viajes extenuantes; reuniones interminables y noches en vela; para terminar en su tumba sin saber, exactamente, a cuánto ascendía su patrimonio.  Tampoco fue diligente a fin de que fuese bien administrado después de su muerte.  Peor aún, heredó una batalla sin fin entre sus familiares.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y descargá mi programa:  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.

Y recuerda: Organízate y sé libre.

 

Con gran pompa y su sombrero de ala ancha, se hizo notar. Al son de sus tacones, se meneaba de un lado a otro, su paso ligero y sonoro despertaban risa y curiosidad. Su vestuario, al mejor estilo de Lady Gaga, atraía las miradas de todo el centro comercial. Era imposible no verla. Esa mezcla de lujo, ropas de diseñador y polada, era digna de fotografiarse.
Carmela y su nuevo millonario esposo, hacían alarde de sus viajes alrededor del mundo; presumían los autos de las mejores marcas y para no quedarse cortos en su excentricidad, tenían su propio Uber helicóptero para viajar de San José a Guanacaste y sin presas.
Este par de figuras heredaron miles de hectáreas en la zona costera de Costa Rica. Con la gran suerte de que, inmediatamente, vendieron el terreno a una lujosa y mundialmente reconocida cadena de hoteles. Así, de la noche a la mañana, el antiguo gerente de una transnacional, pasó a ser el “gurú” de los bienes raíces.
Luego de unos cuantos tutoriales sobre cómo vestir para las actividades de la supuesta “high class”  y otras clases de protocolo y etiqueta, lograron mezclarse con la crema y nata de la “acaudalada” sociedad costarricense.
A mis folklóricos amigos los identifiqué con el síndrome del “Beverly Rico” y así  de ridículos y graciosos como los originales.
Para los mis lectores más jóvenes, los Beverly Ricos, fue una serie de televisada de 1960 a 1971. Una familia de granjeros encuentra pozos petroleros en su finca y se mudan a Beverly Hills. Si bien tenían gran capacidad de compra sus costumbres pueblerinas se mantuvieron haciéndolos ver graciosos y ridículos al mismo tiempo.
Volviendo a mi historia, estos nuevos millonarios llegaron a mi oficina suplicando por una asesoría, pues su roce con la “alta sociedad” y el aparentar les abrió las puertas a la peste del endeudamiento. Aquí comenzó el cuento de nunca acabar.
E-Book Pasos para Iniciar un Negocio Sin Deudas
Gran capacidad de endeudamiento
Habían amasado una fortuna, rápidamente. Pero como Dios no bendice las riquezas fáciles; su gran “bendición” se convirtió en la peor de las pesadillas. Sus deudas superaban las cifras de mi calculadora y para colmo de males, el dinero estaba en la basura; quedó en cada rincón del mundo; en cada hotel y en cada restaurante lujoso.
El dinero había migrado a las cuentas de los verdaderos acaudalados en forma de autos de lujo; vacaciones; tiliches; cirugías plásticas, muebles; adornos y joyas imposibles de vender, al menos, en suelo tico.
Ahora, ahogados en deudas y en las enaguas de Gucci; carteras Chanel y en algunos artículos de viaje marca Louis Vuitton; su patrimonio se desvanecía, llevándose sus sueños de grandeza y  amigos.
Y es que como dijo alguien por ahí: “Lujos vemos, deudas no sabemos”. Lastimosamente, en nuestros países existe una gran capacidad de endeudamiento, haciéndonos creer que somos dueños del mundo.
Me atrevería a  decir que el 70% de los nuevos millonarios latinoamericanos no lo son en realidad, sino que tienen acceso a muuucha deuda. El gran problema es que si bien sus salarios o empresas les abren las puertas de los bancos, la mayoría de ellos no tienen un patrimonio sólido.
11 Síntomas de un Rico Pobretón
Test para indentificar el “Síndrome del Beverly Rico”
Solo contesta si o no.
1) Ganás más de US$10 mil mensuales, pero debes tu autos.
2) Vivís en un condominio con rancho, gimnasio, piscina y canchas de tenis como para jugar con Leonardo Mayer. Pero no sabés explicar cómo funciona un puesto de bolsa.
3) Tus hijos están un colegio con sistema gringo, pero tenés una hipoteca por tu vivienda a 30 años.
4) Tenés un negocio propio, pero cuando comenzó a generar buenos ingresitos, lo primero que hiciste fue cambiar tu carro por alguno de las siguientes marcas: Audi, Mercedenz Benz,  BMW ó Mini Cooper .
5) Una vez que tu negocio comenzó a prosperar, y antes de que cumpliera su primera década, tu esposa va de compras a Miami cada año y han hecho, al menos, un viaje por Europa, todos juntos.
6) Tu esposa, tiene entrenador personal, se ha hecho un par de cirujías plásticas, pero NO cuenta con un fondo de jubilación sólido, que le permita vivir una vejez con el mismo estilo de vida.
7) Sos miembro de algún club social. Pero NO tenés un fondo de emergencia que te permita sobrevivir un año, sin trabajar.
8) Tus hijos nunca se han montado en un transporte público, pero no les tenés un fondo universitario que genere réditos año con año.
9) Tenés, mínimo, 5 tarjetas de crédito. Y te crees un súper estratega financiero porque las pagás al contado.
10) Haz pensado, seriamente, en invertir en algún viaje de turismo espacial para saber cómo sueña el sol, o refugiarte en marte por un cataclismo. Pero no dedicás más de una hora al mes a planear tu futuro financiero.
11) Todos los fines de semana comés en resturantes de lujo, pero tu negocio no tiene, guardado, ni un año de capital de trabajo para sobre llevar cualquier emergencia.
12) Te gusta presumir de tu prosperidad, pero no tenés un BUEN seguro de vida.

Resultado: Si contestaste afirmativamente, al menos, 5 de las anteriores, tenés el “Síndrome del Beverly Rico”. Haz caído presa del endeudamiento y de vivir una vida para que tu billetera no está preparada.
Y aún cuando tus ingresos son buenos, son los bancos y las tarjetas quienes se están llevando la mejor parte. No estás construyendo un patrimonio sólido, real y duradero que te permita darte todos esos  lujos y mayores, pero de manera inteligente.
Pero tranquilo mi querido lector, yo puedo llevarte de la mano, a través de mi blog, mi Podcast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo; mis lecciones de finanzas personales o mis mentorías personalizadas, a construir una verdadera fortuna y a dejar callados a los bancos y a tus amigos envidiosos. Eso sí  con mucho trabajo, metodología e inteligencia financiera.

Y Recuerda Organízate y Sé Libre

¡Carmen!, ¡Carmen!… gritaba Luis Diego, desesperado por su contadora. “¡Carmen!, ¿qué hacemos?”, me llamaron de Hacienda, está todo en orden?”, preguntó al borde del colapso.
Esa llamada movió los cimientos financieros y legales del negocito de Luis Diego, quien, hacía menos de un año, abandonó su gerencia en una transnacional para iniciar su emprendimiento.
Temeroso de las autoridades de su país, mi amigo puso todo en orden desde el inicio y la llamada solo fue para solicitarles unos datos que no quedaron claros en un documento.
Con carácter de urgencia me pidió que revisara su presupuesto para asegurarse de que tuviese los ingredientes fundamentales. No quería iniciar con el pie izquierdo y en unos 5 años comunicarme, la terrible noticia, de que su negocito había fallecido por sus malos manejos.
¿Cómo iniciar un negocio sin deudas?
Así que pensando en el caso de Luis Diego quise compartirte 5 ingredientes que debe tener todo buen plan de gastos de cualquier emprendimiento:
1) No puedes arrancar de cero. Antes de abandonar tu trabajo como asalariado debes tener, al menos, un año de capital de trabajo, como fondo de reserva. Esto te permitirá enfrentar el arranque de tu negocio sin preocupación. Este fondo de emergencia deberás mantenerlo durante toda la vida de la empresa.
2) Debes tener el rubro de impuestos e ir apartando el monto correspondiente en cada venta. Aunque parezca muy obvio no lo es. Algunos nuevos emprendimientos solo deben reportar el impuesto de la renta. Y muchos no acostumbrar guardar la cifra en cada proyecto, sino que esperan hasta el pago trimestral o anual para ver de dónde sacan el dinero, pues se lo gastaron. Es un error.
3) Debes incluir un rubro para reinversión. Lo recomendable es un 15% de los ingresos. Esto te permitirá crecer sin deudas.
4) Dentro de los costos operativos contempla tu salario.  Pensá que sos un empleado de tu propia empresa. De lo contrario, te la comerás viva.
5) Invierte las utilidades en fondos de inversión. Si bien en Costa Rica el mercado de valores es muy pequeñito, tiene la venta de que está muy bien cuidado y regulado.
Tu Libertad Financiera Alzo Vuelo
Si tenés más ideas contámelas en monica@misfinanzasencontrol.compara enriquecer esta publicación. Compartila con tu círculo de influencia y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tus móviles, descargando la aplicación: Podcast de i Tunes ó SoundCloud, y buscás  Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Orden.

Y Recuerda: ¡Organízate y Sé Libre!

David Herrera tenía 5 años de soñar con la inauguración de su tiendita de repuestos para motocicletas. Había ahorrado, prácticamente, el 80% de sus salarios de los últimos 5 años, y amarse de todo lo necesario. El 5 de agosto del 2013 con mucha algarabía, altos parlantes y el agradable apoyo de su esposa y amigos, abrió las puertas: “Moto Actual”.
Así como muchos, David pidió un préstamo a su banco de confianza con el objetivo de amueblar el local, contratar empleados y pagar algo de mercadeo y publicidad en los medios locales. Su gran pecado y error garrafal fue hipotecar su vivienda.
Y como los bancos tiran los préstamos por las ventanas sin importar, absolutamente nada, así comenzó la historia de horror de David Herrera, quien 5 años después, perdió su negocito, el poco inventario que le quedaba, su casa y hasta su matrimonio.
El solo hecho de iniciar un negocio implica mucho desgaste intelectual, económico, de energías, sueño, hambre y todo será peor si en tus primeros pasos estás preocupado por los pagos al banco.

Tu Libertad Financiera Alzo Vuelo
            Las causales de la crisis
Fueron varios los aspectos que llevaron a la desaparición de “Moto Actual”:
1) Los repuestos se encarecieron muchísimo, especialmente, los originales.
2) Le costó más de un año llegar al punto de equilibrio y no estaba preparado para ninguna emergencia. Y sucedió que al año y 3 meses de la apertura se le metieron a robar y aunque no perdió mucho inventario, David no estaba listo.
3) A la vuelta de la cuadra la competencia puso su “cuartel de guerra”. Con la diferencia de que  había firmado un convenio con varios clubes de motos a quienes les ofrecían descuentos, promociones, paquetes especiales y combos, los cuales se convirtieron en un cañonazo para “Moto Actual”.
4) Cuando Herrera sintió los pasos de gigante de su competidor, se desesperó por atraer más clientela y decidió bajar precios; comprar otras líneas de productos y para eso, se volvió a endeudar.
Por ironías de la vida conocí a Sergio Hildago, su competidor, el que “asesinó” a sangre fría a “Moto Actual”. En una conversación de amigos, salió el tema de la desaparecida tiendita y le dije: ¿Podés dormir tranquilo después de semejante historia de horror?”.
Y su respuesta fue muy sabia: “Yo no lo maté, él se mató solo”. Nadie debe abrir un negocio, con tantas variables que se salen de control, con tanta incertidumbre, competencia y  endeudado. Es como iniciar con una pistola que tiene el gatillo medio jalado apuntando tu cabeza”.
¿Cuál es la vía para iniciar un negocio sin deudas? Le preguntamos al mismo Sergio Hidalgo, quien tiene tres tiendas de este tipo en su localidad, y sus recomendaciones son las siguientes:
1) Ahorre todo lo que pueda con el objetivo de nunca  recurrir al financiamiento.
2) Inicie algo pequeño. Aún cuando crea que tiene el capital suficiente como para montar un “mounstruo”. No lo haga. “Primero aprenda el mercado, de sus errores, de la competencia. Mida las variables, las situaciones de emergencia. Observe el comportamiento de su clientela. Es más sencillo resolver con negocios pequeñitos”.
3) Prepárese con un fondo de emergencia correspondiente a un año de capital de trabajo. Así podrá sobrevivir cualquier crisis sin necesidad de despedir personal de confianza o deshacerse de una parte del negocio.
4) Tenga paciencia. Es decir, muchas personas quieren abrazar el mundo cuando les llega una buena oferta o su principal distribuidor le piden un gran inventario para el que usted no está listo. “Es mejor crecer con paciencia. Despacio, pero a paso firme, que endeudarse por satisfacer una “gran” demanda. Crezca al ritmo para el que está preparado”, afirmó Hidalgo.
5) No le tema a la competencia. “Te lo digo de esta forma: puedo asegurarte que el 80% de mis competidores están endeudados. Significa que en una crisis estarán concentrados en ver cómo les pagan a los bancos. Pero yo estoy concentrado en cómo volverme más atractivo para mis clientes y ofrecerles lo que les conviene en tiempos de crisis”, explicó Sergio Hidalgo.
6) No comparta sus ganancias con los bancos.   Es muy sencillo, cuando tu negocio despega una buena parte de tus utilidades tendrás que destinarlas a pagar deudas. “Yo soy egoísta. Mis ganancias me las sudo yo. Y no estoy dispuestos a regalárselas a ningún banquero”, agregó el empresario de 42 años.
7) Ahorre, al menos, el 15% de las utilidades. Esto te permitirá aprovechar nuevas oportunidades de negocio y crecer sin recurrir al financiamiento.
8) Tenga un plan de crecimiento. La planificación es clave para que su empresa no se salga de control.
Si tiene más ideas puede compartírmelas a monica@misfinanzasencontrol.com y las actualizaré en esta publicación con el fin de enriquecer el artículo.
Por favor, comparta esta publicación con su círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera.
No te perdás mis lecciones de finanzas personales en tu Podcast de i Tunes: Consejos Prácticos para tu Bolsillo.
Y todos los viernes te espero de 10:00 am a 11:00 am en Facebook Live en mi consultorio financiero: Consultas con la Doctora de las Finanzas y el Órden.
Y recuerda: Organízate y sé libre.

Caminaba por los pasillos del supermercado y mientras buscaba, desesperadamente, mi azúcar orgánica, me salió de frente con su ceño fruncido y cara de frustración, la pobre doñita. Nuestras manos se encontraron en la misma bolsa de azúcar y le dije tómela y como si le hubiese expresado una mala palabra, la pobre señora no paró de quejarse y quejarse.
No pudo aguantar su espantosa retaíla de queja tras queja: “Señora, me dijo, ¿usted ya vio lo que cuesta es mísera bolsa de azúcar?”… me quede en silenció, observando su tormentosa expresión.
-“Vea, es una barbaridad, las cosas suben y suben. Ni que uno tuviera un palo de billetes en el patio. El dinero ya no alcanza para nada. Antes, uno hacía compras, a carro lleno, con 60 mil colones. Ahora, con eso no se llena ni la mitad. Tras de malas, tengo las tarjetas hasta el tope. Los regalos de Navidad, los tamales, las fiestas, las compras y ahora…. Los güilas entran a clases en febrero. Antes entraban en marzo y uno tenía dos meses para recuperarse de los gastos de diciembre. Ahora ni eso”.
Yo me quedé impávida observado la escena y compartiendo su sufrimiento con miles de familias costarricenses cuya historia se repite diariamente.
Antes era la cuesta de febrero. Pero la pesadilla se acorta cada vez más. Hay personas que ya no disfrutan ni las fiestas de diciembre por el sufrimiento que les espera.
    ¿Pero qué los llevó a esa situación?
1) Gastar más de lo que gana. Parece básico, pero no lo es. La gente cree que el aguinaldo es inagotable. Sus ingresos tienen un límite y por lo tanto, sus gastos, también debería tenerlo.
2) Aparentar. Constantemente, veo gente muy sencilla con aparatos celulares ultra modernos y no tienen ni donde caer muertos. Es mejor vivir de forma sencilla, pero con dignidad que tener un Mercedes Benz parqueado en la cochera, pero su verdadero dueño es el banco.
3) Falta de planificación: Vivir en día a día es la peor de las decisiones. Lo mejor que puede hacer es sentarse a escribir cómo va a gastar su sueldo en el 2018. Gástelo en el papel primero.
4) Quedar bien con los demás: No si seremos solo los ticos o en otros países sucede lo mismo. Pero muchas veces, con tal de complacer a media familia, hacemos gastos innecesarios o que no están en nuestras posibilidades.
5) Hacerle caso al comercio: Esta es la peor de las trampas. ¿Quién dijo que en diciembre había que darse regalos?. Al fin y al cabo, lo que se celebra es el nacimiento de Nuestro Señor y no el nacimiento de media humanidad. Bueno, fue el COMERCIO quien ideó sacarnos el dinero a como diera lugar. No estoy diciendo que no de regalos en esta época, al final y al cabo, es un mes muy lindo y a todos nos encantan los presentes. Pero, regale solo según su capacidad económica. No más.
Si tenés más argumentos compartímelos a monica@misfinanzasencontrol.com Y escucha, quincenalmente, lecciones de finanzas personales y organización en tu PodCast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo. Búscalo en I tunes.
Descargue nuestra guía para enfrentar la cuesta de enero y que no le suceda lo mismo en el 2019.