¡Carmen!, ¡Carmen!… gritaba Luis Diego, desesperado por su contadora. “¡Carmen!, ¿qué hacemos?”, me llamaron de Hacienda, está todo en orden?”, preguntó al borde del colapso.
Esa llamada movió los cimientos financieros y legales del negocito de Luis Diego, quien, hacía menos de un año, abandonó su gerencia en una transnacional para iniciar su emprendimiento.
Temeroso de las autoridades de su país, mi amigo puso todo en orden desde el inicio y la llamada solo fue para solicitarles unos datos que no quedaron claros en un documento.
Para escuchar este episodio dale click en el siguiente enlance:
http://acoyolpartidocoyolcomido.libsyn.com/podcast-16-8-ingredientes-en-tu-emprendimiento

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *