Quedé boquiabierta, puedo apostar que Mark Zucherberg, no tiene una distribución de su presupuesto como la de Mario Sanabria, un ejecutivo a quien asesoré hace un año.

En mi experiencia como asesora en finanzas personales nunca había visto algo tan impresionante. Colores para cada rubro del plan de gastos. El rojo para entretenimiento, el azul para la educación y las universidades de los hijos, el verde para los gastos de alimentación, etc. Y si yo quería ver cuál había sido el gasto del 1 de abril del 2015 solo activaba una función y me aparecía con exactitud.

Don Mario dedicaba más de 5 horas a la semana alimentando su hermoso flujo de ingresos y gastos, con agradables gráficos y tablas comparativas. Pero en la práctica, había alcanzado más de US$160 mil en deudas. Debía la casa, las tarjetas, el carro, cuentas hospitalarias y hasta su último celular. Vino con su matrimonio al borde del colapso a raíz de las deudas y su negocio en bancarrota.

¿Cuál es la clave para Triunfar con el dinero?

Me impresionan los grandes hombres de negocios tales como Steve Jobs, (fundador de Apple), Bill Gates (co fundador de Microsoft y uno de los multimillonarios del mundo), Fred Smith (fundador de Fedex),  Mark Zuckerberg (creador de Facebook), Walt Disney, entre otros.

Todos ellos tienen algo en común. Esa es precisamente la clave para Triunfar no solo con el dinero, sino con los negocios.

¿Serán los estudios universitarios?, ¿Las riquezas heredadas?, ¿Diez años de estudios en un post grado?, ¿Las conexiones?… definitivamente, ninguna de esas son las claves para triunfar con el dinero.

Pues muchos de los hombres mencionados, anteriormente, no tenían estudios universitarios. Otros tampoco tenían conexiones. Otros, inclusive, tienen pésimas habilidades sociales.

La CLAVE es la meta financiera y el enfoque. El común denominador entre esos señores de negocios y que todos admiramos, es la terquedad con su meta.

Así que si aún no haz definido tu norte o tu meta financiera, cualquier camino que tomes es bueno o es malo. Pero aún, si no te fijas las metas, otros (normalmente los comercios, las grandes marcas, los bancos y las tarjetas), las van a establecer por vos.

Así de simple, cuando no tenemos las metas y el enfoque necesario, vamos a ser controlados por el dinero. En lugar de ser los verdaderos controladores de nuestra billetera.

Te dejo el siguiente ejercicio:

  1. Anota ¿cómo te ves en diez años?.
  2. Seguidamente, escribe los cinco grandes pasos más importantes que debes hacer para lograr esa meta de largo plazo.
  3. Después diluye esos cinco grandes pasos en años.
  4. Luego, en meses, semanas y días.

Así sabrás, día a día, qué pasos son los necesarios para cumplir con esa gran meta. Si bien este ejercicio puede variar en el tiempo, te mantendrá enfocado.

Que nada te haga perder el enfoque y la visión. Sé desesperantemente terco con tu meta. Tan intenso y tenaz como un adolescente cuando quiere un celular.

Te espero el próximo sábado en mi programa: Consultas con la Dra. Finanzas a las 10:00 am. Y si te gustó este artículo, por favor, compártelo con tu círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre!!!

Anoche el zumbido de un molesto zancudo daba vueltas y vueltas sobre mi cabeza. Ese hiiiiiiiiiiiiiiiiiii, al rededor de mis oídos me tenía frenética. Entre dormida y despierta le aventé lo primero que encontré con la mala suerte de que era un precioso adorno que me había regalado mi abre cuando tenía como 10 años.

Ese adorno estuvo conmigo en las buenas y en las malas, me vio llorar, reír. Vio mi transformación de niña a mujer, mamá y señora. Estudiante, empleada y empresaria.  Ese adorno se convirtió en mi corazón en un símbolo de lo pasado y lo por venir. Era mi vaca sagrada. Lloré tanto….

Pero eso me llevó a meditar en cuántas vacas sagradas financieras tenemos en el corazón y podrían ser las responsables de que no levantemos anclas a nivel económico.

Con un poco más de 7 años de estar aconsejando a profesionales y ejecutivos a salir de la esclavitud financiera, he identificado 10 vacas sagradas financieras, que en épocas de tanta incertidumbre económica, es un buen momento de poner en el altar de la sobre vivencia. Ese concepto me encantó, lo tomé del libro “Una Crisis como Ninguna”, de mi Mentor, el Dr. Andrés Panasiuk.  Por cierto, aquí les dejo el link por si quieren comprar el libro en Amazon. Vale la pena.

Una Prueba Como Ninguna

No voy a satanizar ninguno de estos rubros. Todos son necesarios. La invitación es a meditar. Es decir, que analices, cuáles son aquellas vacas financieras que podrían estar limitando tu libertad económica y que en una crisis económica mundial, es bueno replantear absolutamente todo, especialmente, los vicios de la billetera.

10  Vacas Sagradas Financieras

  1. La casa. Si bien la vivienda propia es un sueño para muchos, definitivamente, puede significar la sepultura financiera de una familia. Muchas veces la hipoteca consume más del 35% del presupuesto y esas personas terminan siendo sepultados por su propia vivienda. Es momento de analizar su vale la pena seguir cargando con ese peso. O si es un excelente momento para deshacerte de esta carga y vender. O pasarte a vivir a un apartamento más pequeño y menos costoso.
  1. El Auto: Esta es una vaca más problemática para los hombres que para nosotras. Las marcas han hecho muy bien en relacionar el vehículo con estatus. Y para algunos hombres, primero muertos que sin carro de marca. Definitivamente, el vehículo es y será una pésima inversión, pues se deprecia en un 20% apenas sale de la agencia. Y si a eso le sumamos el préstamo, es una de las peores decisiones financieras con o sin crisis.
  1. El colegio privado de los hijos: Así como para los hombres una vaca sagrada es el auto, para las mujeres es el colegio de sus hijos. Hace unos meses me tocó atender a una pareja, a punto del divorcio, porque en plena debacle financiera, ella no quería deshacerse del colegio de sus hijos que les estaba consumiendo casi US$5000 mensuales.
  1. El celular:  Sé que en esta época el celular es vital. Pero hay precios de precios. ¿Vale la pena que en la casa hayan 5 celulares y solo dos adultos?. ¿El tipo de aparato y el plan sí está de acuerdo para lo que necesitas?, ¿Cuánto dinero te está generando tu móvil?… esas son algunas preguntas que podrías hacerte para tomar la decisión.
  1. El club: para muchos significa su lugar de esparcimiento y distracción después de un ardua semana laboral. Pero para otros es solo un símbolo de estatus para impresionar con sus amigos, pues nunca van. Hace como 3 años conocí una familia que pagó US$60 mil por una acción de un club. Pero nunca podían ir porque no podían pagar las comidas de los restaurantes ni vestirse a la altura de los otros socios. ¿Entonces?
  1. Las comidas afuera y el entretenimiento: Se que no hay nada más delicioso que comer fuera de casa. Pero muchas veces este rubro  se consume demasiado dinero dentro de un plan de gastos. Lo recomendable es no disponer más de un 5% para este fin. Al menos, en estos días de cuarentena y aislamiento social, podríamos ahorrarnos bastante si comemos en casa.
  1. Hijos veinteañeros sin trabajo: A las mamás, especialmente, nos da horror soltar las amarras con nuestros pequeños. Pero si el suyo ya tiene más de 20 años y no está trabajando es tiempo de lo invite a valerse por sí mismo e inclusive a ayudar con los compromisos de la casa. Sí aunque estén estudiando deben trabajar. Esto les desarrolla carácter, visión de mundo, capacidad de análisis, de resolución  de problemas. Capacidad para lidiar con jefes difíciles y compañeros de trabajo. Esto los forma. Y además, puede aportar a la casa.
  1. El gimnasio: Me incluyo. Cuando sufrimos nuestra debacle financiera, recuerdo que me rehusaba a dejar el gimnasio. Pero a toda luces no podíamos pagar US$100 mensuales. Así que con el dolor de mi alma, tuve que deshacerme de él durante año y medio. No significa que no dejé de hacer ejercicio. Al contrario, me hice fanática de los canales de you tube para entrenar en casa.
  1. La Universidad de los Hijos: De la misma forma que el colegio, los padres siempre vamos a querer darle a nuestros tesoros, lo mejor de lo mejor. Pero a veces, eso no es posible. Gracias a Dios en mi país tenemos una sistema educativo público, de calidad mundial. Es una gran bendición. Pero, una universidad podría ser la sepultura financiera para muchos hogares. Cuando no se puede o no se debe, no se hace.
  1. El servicio doméstico: Créanme soy de las que defiendo este rubro a capa y espada. Es más se los pongo así: yo prefiero dejar de comer que quedarme sin mis muchachas. Las amo y las necesito con todo mi corazón. Pero, pasé casi 4 años sin ayuda doméstica. Cuando quitamos este rubro en el plan de gastos pudimos pagar un poco más de US$5000 en deudas. Convertimos el salario de la muchacha en un plan para acabar con las deudas y funcionó.

Si te gustó este artículo te invito a compartirlo con tu círculo de influencia. Ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera. Te espero todos los sábados, a las 10:00 am (hora Costa Rica) a través de mi canal de you tube: Dra.Finanzas.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre

Jajajajajja…. Se reía a carcajadas. Era una soleada mañana de abril. Se sentó frente al mostrador de su pequeña panadería y estalló, compulsivamente, a sonreír. Eran 10 de la mañana y solo había vendido 50 bollos de pan, dos empanadas de queso, tres jugos de naranja y un cartón de huevos. Eso significaba una baja en las ventas de un 60% en comparación con el sábado anterior. Don Esteban seguía riéndose.

¿Por qué lo veo tan contento don Esteban?, le pregunté. Y su respuesta me sorprendió muchísimo…

“Vea Doctora, siempre he querido cerrar este negocio. Estoy agotado. Lo tengo desde hace 45 años. Pero no he podido ponerle el candado porque siempre surgían nuevas ideas, alternativas de producto, mejoras, cambios, y las ventas al alza.

“Me enfoqué en hacer el negocio mucho más eficiente que mi competencia, re orientando mis costos, mejorando los márgenes, el servicio al cliente, la calidad, variedad, etc. 

“Aprendí los más mínimos detalles de mi panadería, desde las mejores mezclas y recetas de pan hasta los indicadores de productividad. Me sé los estados financieros desde que abrí hasta el día de hoy.

“Básicamente, nunca hemos estado en problemas. Y no han habido motivos de cierre. MIs hijos no quieren que lo venda. Hasta este mes y medio y gracias al virus. Ahora estoy muy contento, porque definitivamente, llegó mi momento de jubilarme”, agregó el famoso panadero de mi barrio.

Su testimonio me dejó pensando:  ¿Cuánto conoce usted de los indicadores de valor de su negocio? Para hablar sobre el tema invité a mi programa: Consultas con la Dra. Finanzas, al experto en finanzas corporativa, Andrés Gruter y propietario de Expande Capital.

Dra. Finanzas: ¿Andrés qué es generación de valor?

Andres Gruter: Para ponerlo en los términos más sencillos posibles, crear valor tiene que ver con la efectividad con que yo hago las cosas. Mientras más eficiente sea uno en manejar mi negocio estaré creando valor.

Por ejemplo, si hablamos de compañías grandes que todos conocemos como Coca Cola. Ellos tiene una marca de más de 100 años de existir. Tienen una distribución super compleja a lo largo del mundo. Y todos esos activos les ha tomado tiempo construir y eso es su valor. Eso se traduce en su capacidad de poder generar ventas, tener una participación de mercado por encima de sus competidores.

Un super puede estar  vendiendo más, en comparación con el del frente, porque tiene mejor atención al cliente. Cuando entran las personas las saludan diferente, las llama por su nombre. Le ofrece algo adicional. Y hace que pueda captar mayor público que su competencia.

Dra. Finanzas: ¿Cuáles son los indicadores de generación de valor para una pyme?

Andres Gruter: Los parámetros que yo puedo utilizar son de dos tipos.

Primero tengo que entender lo que está sucediendo con mi empresa.

Si estoy vendiendo más o menos. Eso me puede dar una pauta.

Hay que entender el panorama en el que estamos.

En una época convulsa. Puede que las ventas están cayendo. Pero si están disminuyendo, debo entender si es algo pasajero y que el mercado se va a devolver. O por el contrario, es que existe un problema de fondo.

Si es un problema circunstancial, no diría que estoy perdiendo valor.

Pero en esta coyuntura, muchos están sufriendo con las ventas. Y ciertamente será un indicador importante en el corto y mediano plazo.

Y otro aspecto indispensable conocer es: ¿cuán rentables son las ventas?.

Aquí es super importante tener una estructura de costos lo más flexible posible. Eso significa que tengo la capacidad de adaptarme a las circunstancias del mercado.

Probablemente, una persona con un pequeño emprendimiento y que vende repostería dentro de su casa, es posible que tenga bastante rentabilidad en su estructura de costos porque no paga alquiler. Usa el mismo horno para hacer su cocina normal. No tiene una planilla. No tiene costos fijos grandes.

Esto tiene que ver con qué tan fijos o variables son mis costos. Un costo fijo es algo que yo no puedo cambiar así venda una unidad o muchas unidades. Como los alquileres, por ejemplo. Muchas veces las planillas son costos fijos.

Ahora es una oportunidad para que las empresas pongan los ojos en este tipo de detalles.

Dra.Finanzas: ¿Cuál es la fórmula mágica: Tener la menor cantidad de costos fijos y que la mayoría sean variables?

Andrés Gruter: Es el momento para echar mano de la creatividad. Hay una compañía que ha hecho las cosas de la misma forma siempre. Estoy asesorando a una fábrica de muebles y los exportan.

Estamos viendo la posibilidad de sub contratar ciertos procesos, que no sean claves o básicos dentro de la calidad. Que afecten lo menos posible los estándares. Eso puede hacer que la compañía reduzca la planilla. Y eso baja costos fijos.

Y subcontratar ciertas cosas en la medida en que se van requiriendo. Eso da mayor flexibilidad da la capacidad instalada. Así es como uno va tratando de ganar cierta flexibilidad.

En el tema de alquileres. Es una coyuntura que hay que acercarse a los propietarios de los locales y renegociar mejores condiciones. Este tipo de cosas para ir ganando flexibilidad.

Comenzamos a hacer las cosas de cierto modo y por comodidad nos volvemos rígidos.

Dra.Finanzas: Aquí entra en juego la información contable.

Andrés Gruter: Por supuesto, otro aspecto importante es la información contable. La contabilidad es una herramienta sumamente útil. Pero es sub utilizada.

Por lo general los empresarios conocen muy bien su producto, su mercado. Pero no siempre se toman el tiempo para revisar a detalle números, hacer proyecciones, presupuestos. Es una herramienta que me permite conocer aún más mi propio negocio.

Dra.Finanzas: Me la llamó la atención en su artículo que usted habla de los destructores de valores. ¿Cuáles son esos?

Andrés Gruter: Si por ejemplo hemos comenzado a desarrollar una nueva linea de producto que demanda una inversión grande. Eso va a hacer que mis costos fijos se incrementen. Muchas inversiones destruyen valor al inicio. Eso es normal, porque al principio las ventas no compensan la inversión.

Un destructor de valor es no darle seguimiento a todas las variables financieras de tu negocio.

Es necesario entender que todos  los productos o servicios pasan de una etapa inicial de su infancia, donde es lógico pensar que no aporten valor y se adapta al proceso. Y posteriormente, se espera que generen valor. El problema es no atender las pequeñas variables. Y dar por incorporados ciertos procesos que se vuelven rutinarios y son peligrosos para la empresa.

Dra.Finanzas: ¿Hacia dónde se orientar las oportunidades de mercado?.

Andrés Gruter: Es muy importante controlar la efectividad del personal porque es un costo muy importante dentro de todas las organizaciones. Tenemos un esquema de carga social alto.

Legislación laboral rígida que se ha flexibilizado a la fuerza. Eso significa que es un área donde hay que ponerle el ojo. En una coyuntura que estamos descubriendo el tele trabajo, representa una oportunidad para las empresas y revisar sus procesos. Como puede haber mayor seguimiento al personal sin que esté físicamente en el lugar. Puede permitir darle condiciones interesantes los empleados. Puede que a una persona le sigan trabajar, fisicamente, menos horas.

Reducir costos de viáticos, mobiliario, espacio, cargas sociales. Ahí está la llave de la implementación de esta naturaleza. Existen herramientas tecnológicas para ese tipo de cosas.

Si te gustó esta entrevista te invito a compartirla con tu círculo de influencia. También podés hacerme tus preguntas en vivo los sábados a las 10:00 am en Consultas con la Dra.Finanzas, por mi canal de you tube: Dra.Finanzas.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre

Salieron del orfanato muy emocionados. Por fin llegarían a casa y serían una hermosa familia. Tantos años de lágrimas, frustraciones y embarazos fallidos. Era tanta su ilusión por tener un hijo y considerando la edad de ambos, les pareció conveniente adoptar a Jacob, un hermoso chiquillo de 13 años.

El chico era moreno, con ojos achinados. Probablemente, sus progenitores eran orientales, pues sus ojitos eran tan rasgados que casi llegaban a las orejas. Un cabello negro, lacio, realmente hermoso. Sus facciones muy varoniles y su semblante reflejaba  picardía e inocencia.

Jacob llegó al orfanato a los 2 meses de edad. Sus rasgos asiáticos resultaron una limitante para su adopción hasta que llegaron Edna y Alfonso. Un par de multimillonarios cuarentones quienes quedaron prendidos de su “principito oriental”. Así lo llamaron de cariño.

Este adolescente no solo vino a llenar un vacío, sino que conquistó el corazón del resto de la familia con sus salidas al mejor estilo de Aladino.  No le fue difícil adaptarse, pues sus nuevos papás le procuraron todo un mundo de aventuras que jamás se imaginó.

“Jacob, los tenedores se cogen de esta forma. Jacob, la camisa se abrocha y las faldas van metidas. Jacob, hazte los ruedos del pantalón, pareces marinero. Jacob los codos no se salen de la mesa. Jacob se come con la boca cerradita”…con mucho amor sus padres millonarios decidieron que el niño no solo fuera el heredero, sino que luciera como tal.

Si quieres ser rico debes lucir como tal

Si bien Jacob heredaría los negocios de su padre, no era suficiente con llevar su apellido. El niño tendría que lucir, aprender, comportarse y visualizarse como el hombre en el que se convertiría: en un verdadero millonario.

De la misma forma, si quieres ser rico tenés que modelar a la gente rica. De acuerdo con el libro las Reglas del Dinero de Richard Templar, “solo puedes hacerte rico si pareces rico”.

“Una vez vi un hombre mirando un tablón de anuncio de puestos de trabajo. Llevaba unas viejas zapatillas de deporte, una capucha (subida), iba sin afeitar y andaba desgarbadamente, con las manos en los bolsillo. Sabía que buscaba entrevistas de trabajo vestido de esa manera y que no iba a conseguir nada. Y después pretendía que todo era injusto, que nadie le daba una oportunidad.

“He realizado muchas entrevistas de trabajo y siempre he sacado una impresión negativa de la forma en que se presenta la gente. La falta de intereses asombrosa siempre, al igual que la falta de estudio y de esfuerzo. ¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?, “No se”. ¿Qué hacemos en ella?… “no se”.

“Trato de comportarme en esto como un viejo reaccionario. Pero no puedo dejar de reparar en que la alta de esfuerzo se relaciona directamente con la falta de resultados. “El pobre parece pobre. No porque tenga que ser así obligatoriamente. Lleva un uniforme que lo marca. Si cambas ese uniforme cambian sus circunstancias porque las personas reaccionarán  ante ellos de forma distinta. No estamos muy alejados de los grandes monos y ellos se relacional entre sí en gran parte por la forma en que se mueven y aparentan. Aquellos que parecen débiles y menesterosos son tratados como tales. El poderoso parece fiable.

“Lo que estoy sugiriendo es que necesitas aparentar ser poderoso y que se puede confinar en ti. Todos deberíamos tener aspectos de poderosos y de personas en las que se puede confiar”, dice el extracto de la Regla #22 Richard Templar.

No es comprar cosas caras

Es un concepto más profundo. No se trata de que vas a salir corriendo a la tienda a clavarle a la tarjeta un dineral en chucherías caras. Podés ir a una tienda de ropa con experiencia y buscar lo mejorcito.

Observa el estilo. La forma en que se expresan, como caminan. ¿Qué leen?. ¿Cuáles son sus pelis favoritas?. ¿Cómo manejan su dinero?, ¿Cuántas horas semanales invierten en desarrollar sus estrategias con sus negocios y finanzas?; ¿Cuáles son sus hábitos rutinarios?, ¿A qué hora se levantan?, ¿Cómo planifican su día?, ¿Qué tipo de programas ven? O pierden el tiempo viendo Netflix (no lo creo).

Pero lo más importante es, como diría mi mentor en ventas, Manuel Sinitsin: “Actuá como si”… he ahí la clave.

Algunos patrones conductuales que han sido ampliamente estudiados sobre los millonarios son los siguientes:

1) No tienen deudas.

2) No usan tarjetas de crédito.

3) Viven con lo mínimo posible e invierten el resto. Ya sea en inversiones de bolsa o en nuevos negocios.

4) No viven de apariencias.

Si querés profundizar más en estas investigaciones dale al siguiente link: para que veas que no es idea mia.Intimidades de un millonario

Los millonarios son así por mucho trabajo, esfuerzo, constancia, disciplina, tesón, agallas y estrategia. No porque anden aparentando lo que no son.

Para comprar el libro las Reglas del Dinero dale click al siguiente link: https://www.amazon.es/Las-reglas-dinero-Richard-Templar/dp/8483223570

Pamela lucía tan hermosa. Su tez morena hacía un perfecto contraste con ese vestido verde. Sus piernas bien tonificadas y sus hombros al descubierto no pasaban inadvertidos. Sus hijitas corrían por el centro comercial con unos pequeñitos zapatos de tacón. Tenían que celebrar, pues a escondidas de su marido, decidió pagarle todas sus tarjetas de crédito y darle la ¡gran sorpresa!.

Por 3 años, Pame se mantuvo ahorrando y ahorrando. Cada cinco que sobraba del supermercado. Un poco por acá y otro por allá y finalmente, había logrado juntar un poco más de US$5 mil que estarían destinados a matar las deudas que mantenían en vilo a su esposo: las benditas tarjetas.

Pamela me confesó que durante el proceso tuvo miles de tentaciones con ese dinero. Parecía el cuento aquel de cucarachita. Bueno en realidad, no recuerdo si era una cucaracha o una hormiguita. El asunto es que el insecto no sabía qué hacer con un dinero que se había encontrado: “si me lo compro en maquillaje, no porque se me gasta. Si me compro unos zapatos, mejor no porque luego se ponen viejos. Si me compro un dulce, no porque me lo como”, etc. No recuerdo el final del cuento.

Pero Pamela decidió ahorrar y ahorrar con un único propósito: ver a su esposo durmiendo en paz y libre de deudas.

¿Cómo  ahorrar?

Mucha gente no ahorra porque no sabe para qué. Otros no ahorran porque aseguran no tener lo suficiente para hacerlo. Algunos lo hacen por algún tiempo. Pero a la primer tentación, de cualquier cosa, se disparan el dinero. Póngale Creatividad a sus Ahorros

Así que la primer recomendación es: Cada ahorro tiene, necesariamente, que tener un fin. Un objetivo. Un nombre. Es decir, si por ejemplo, Pamela hubiese ahorrado sin ningún objetivo, probablemente, hubiese usado ese dinero en algún hermoso vestido, en un viaje o en alguna chuchería.

Recuerdo que hace unos 5 años, aproximadamente, mi esposo y yo queríamos llevar a nuestros hijos a Disney. Cuando iniciamos con el proyecto, francamente, la meta se nos muy hacía muy,  pero muy lejana.  Pero no quise rendirme. Así que compré un chanchito de barro y les dije: “chicos aquí está el chancho para ir a Disney. Vamos a juntar monedas de 500 y lo vamos a engordar”. Ese mismo día lo pintamos con orejas de Micky y le pegamos fotografías de los parques.

Ese ahorro tenía un propósito. Lo teníamos al frente. Lo visualizábamos cada vez que poníamos una monedita. Fue nuestro gran proyecto familiar. Para no cansarlos con el cuento… de ese chancho salió el dinero de dos pasajes de avión y los tiquetes a los parques. Con PURAS monedas de 500 colones.

Fuimos durante 2 semanas. Nos hospedamos en un hermoso hotel. Más grande y más bonito que mi casa y hasta nos llevamos a mi mamita en la colada.

Fue un hermoso viaje y cero deudas.

¿En qué ?

Esto del ahorro es como el cliclo de vida que hemos aprendido: primero nacemos, crecemos, nos enamoramos, nos casamos, tenemos hijos, luego casa propia; los hijos se van y luego nos pensionamos, etc.

Es decir, los ahorros también tienen una línea. Un paso a paso. Cuando te vas a bañar, primero te quitas la ropa, luego te metes a la ducha, después te ponés el jabón o el shampú, luego te quitas ambos, te secás. Sales de la ducha y te vestís.

Nunca te metés al baño con ropa, abris la ducha y te pones el jabón por encima de la ropa. Digo, espero que nadie que esté leyendo tenga estas costumbres, jajajaja.

Bueno, regresando a nuestro tema. Los ahorros también tienen un proceso. Aquí te pongo el paso a paso:

Ahorro #1: Amar tu fondo de emergencia de US$1.000. Este lo vas a poner en un un fondo de liquidez. No gana mucho interés, pero al menos, no estará tan disponible como para gastárselo.

Ahorro #2: Te advierto que este segundo ahorro solo inicia una vez que hubieses limpiado tus deudas. Si tenés deudas no podés pasar del primer ahorro. El segundo es ahorrar entre un 15% y un 30% para tu jubilación. Entre más añitos tengas mayor debe ser este rubro.

Ahorro #3: Ampliar el fondo de emergencia de 3 a 6 meses de tus ingresos mensuales.

Ahorro #4: Fondo para apoyar la universidad de tus hijos. Este último es muy subjetivo, pues yo estudié por mi cuenta cinco carreras profesionales y una maestría y mis papitos no pudieron ayudarme.

Ahorro #5:  Para dejar una herencia o un patrimonio a tus hijos. Puede ser un buen seguro de vida, una propiedad o ambas cosas.

Ahorro #6: Ahorrar para tener un negocio propio. O para diversificar tus fuentes de ingresos. Y ojalá que sean ingresos pasivos.

Ahorro #7: Para metas de corto y mediano plazo. Por ejemplo: cambiar los muebles, remodelar. Un viajecito, etc.

 

A partir de ahí lo demás es ganancia. El objetivo es que vos diseñes tu vida financiera y no ni los bancos ni las tarjetas. Sos el único que realmente puede hacer tus sueños realidad. Pero primero tenés que escribirlos en tu cabeza.

Si te gustó este artículo te pido un gran favor: Compartilo con tu círculo de influencia y ayúdame en mi lucha contra la esclavitud financiera. Te espero todos los sábados a las 10:00 am en Consultas con la Dra. Finanzas, a través de mi canal de you tube: Dra.Finanzas. También podés descargas más lecciones en mi PodCast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo.

 

Y recuerda: Organízate y Sé libre

Corría por los pasillos del centro comercial, sudaba, su corazón estaba a punto de colapsar. Había recibido la llamada de su vida. Había esperado casi 5 años por escuchar ese mensaje.

Nada más agradable para sus oídos que, finalmente, recibir la gran noticia. ¡Cuánto había trabajado!, ¡Cuántos sueños se entretejían al calor de esa sola llamada!.

Podía sentir sus palpitaciones resonando en sus sienes. Sus manos temblorosas, totalmente mojadas. La camisa estaba adherida a sus incipiente musculatura. No podía creerlo. Tenía que llamar a su esposa ahora mismo.

-“Tengo que tranquilizarme, así no puedo. No quiero llorar. Pero ella tiene que saberlo. Mejor, llamo a mis papás primero”, eran sus debates internos.

-“Pero ¿podré cumplir con el compromiso?, ¿estaré preparado para afrontar el préstamos durante los próximos 30 años?. Cuando termine de pagar esta hipoteca, estaré pronto a cumplir 66”, se flagelaba.

Efectivamente, Diego Medina, tenía su préstamo hipotecario aprobado. Este verano cumplirían 5 años de casados y de alquilar un pequeño departamento en las afueras de Sabana Norte. En sus primeros años de convivencia no se les había ocurrido la posibilidad de tener casa propia. Pero la madurez, el deseo de formar una familia y en cierta forma la presión de sus padres, pesaban sobre sus hombros y estaba a pocas firmas, de cumplir, un momento crucial en el ciclo de vida de cualquier familia latina: La hipoteca de su primer casa. Comprar casa, la decisión más tonta o la más inteligente

La emoción y el mito no permitió pensar a Diego Medina, que realmente, su casa no sería suya, hasta que pagase el último cinco del préstamo. Y que según la cuota pactada con la entidad, Medina estaría obsequiándole de 3,5 a 4 propiedades al banco y dejándose una él, pero 30 años después.

No les parece una ¿crueldad financiera?. Sí lo es, el sistema financiero está diseñado para tenernos esclavizados. Manipulan nuestras emociones y sueños de tener de “casa propia”. Pero los únicos que salen multimillonarios con esta fórmula son los bancos. Nadie mas.

¿Vale la pena tener casa propia?

Analicemos los pros y contras:

Pro 1: Puedo dejar una herencia.

Pro 2: Al menos, después de tanto trabajo, al menos tendré algo propio.

Pro 3: Puedo venderla y sacarle algún rendimiento.

Pro 4: Después de que termines de pagar la hipoteca y mientras la tengas al día, nadie podrá sacarte de tu propiedad.

Pro 5: Tenés una sensación de seguridad y tranquilidad.

Pro 6: Puedo alquilarla y sacarle un rendimiento más el pago de la deuda.

Contra 1: Esa vivienda será tuya hasta dentro de 20 ó 30 años.

Contra 2: Nadie garantiza que tus condiciones laborales se mantendrán iguales o mejorarán durante el tiempo de pago.

Contra 3: Estarías regalándole al banco de 3,5 a 4 propiedades.

Contra 4: Si ese pago sobre pasa el 30% de tus ingresos, definitivamente, esa vivienda pesará sobre tus hombros, por los próximos de 20 a 30 años.

Contra 5: ¿Qué pasa si te quedás sin trabajo y ya has pagado más de la mitad del préstamo?

Contra 6: Si la pongo en alquiler, ¿Qué pasa si el inquilino se me va o me la deja destruida?

Ahora veamos la ventajas y desventajas de alquilar:

Ventaja 1: Total libertad de decisión.

Ventaja 2: No existe un apego emocional. Así que nunca llevarás sobre tus hombros el peso de tener casa propia.

Ventaja 3: Si te cae mal el vecino podés mudarte sin ningún problema.

Ventaja 4: Si algo se descompone solo llamás al propietario.

Ventaja 5: Si te quedás sin trabajo, solo buscas algo más barato o en el peor de los escenarios, de nuevo a casa de papá y mamá.

Ventaja 6: Libre elección de barrios, condiciones, vecinos, decoración, parqueo, etc

Desventaja 1: Nunca va a ser tuyo.

Desventaja 2: Pasas pagando por algo, que si bien estás usando, no será un legado para tus hijos.

Desventaja 3: No puedo hacerle las mejoras o ampliaciones con libertad.

 

Esta es la Clave

 

Definitivamente, es una decisión que no puede evaluarse pensando, únicamente, en la parte financiera, pues existe un tema más profundo: ¿Cuál es tu sueño financiero? O ¿Cuál es tu definición de éxito?Intimidades de un millonario

Si tu sueño financiero es viajar por todo el mundo, pues una casa propia no tiene mucho sentido. Si por el contrario, tu definición de éxito es tener una familia estable y garantizar un patrimonio a tus hijos, la vivienda será clave dentro de tu anhelo.

Antes de juzgar tal o cual decisión lo más importante es que te hagas esa pregunta: ¿Cuál es tu definición de éxito?

 

Si efectivamente, dentro de esa definición, está la casa propia. Aquí te van algunas recomendaciones antes de solicitar un préstamo:

 

1) Lleva el 30% de la prima y no el 20%. Así tendrás menos compromiso con el banco.

2) La cuota del banco más el mantenimiento de la vivienda, NUNCA debe sobre pasar el 30% de tus ingresos.

3) Negocia con el banco para que la cuota que vas a pagar te asegure salir de ese préstamo en un máximo de 15 años. Para que te des una idea, en un préstamo de US$150 mil. Por solo reducir el plazo de pago a la mitad, te estarías ahorrando, en intereses, unos US$70 mil, haciendo números a mano alzada.

4) El plazo ideal para salir de la hipoteca y pagar lo justo por esa propiedad, son 7 años, únicamente.

 

A como pudo se sentó. Tomó su celular y después de meditarlo varios minutos llamó a Mildred, su esposa: “Amor, aún no estamos listos. Vamos a hacer unos cuantos ajustes y más adelante retomamos lo de la casa propia”. Creyó que su sueño se desvanecería y probablemente su matrimonio también. Pero curiosamente, en la definición de éxito de la esposa de Diego Medina, nunca se escribió la idea de poseer casa propia. “Mucho compromiso, solía decir”.

 

Te espero el próximo sábado, a las 10:00 am, en mi programa Consultas con la Dra. Finanzas por el Facebook live Consejos Prácticos para tu Bolsillo. O por mi canal de You Tube: Dra. Finanzas.

También podés descargar mi PodCast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo por I tunes o Ivoox.

 

Y Recuerda: ¡Organízate y Sé Libre!

¿Qué medidas tomaron para espantar la recesión?, Siempre me he preguntado cómo han hecho aquellas compañías que tienen cientos de años de operar y las crisis, guerras, recesiones, malos tiempos, cambios, globalización, múltiples gobiernos, ideologías y demás no las han derribado.

¿Cuál es la diferencia entre estas y las que caen sin cumplir su quinto aniversario?

Investigando un poco me encontré algunas compañías españolas, muy interesantes que se expandieron, triplicaron sus utilidades y avanzaron en plena crisis macroeconómica mundial.

Lo que más me llama la atención es que todas ellas pertenecen a diferentes áreas. Así que no podemos concluir que fueron las bondades de tal o cual sector.

Algunas de estas son: Inditex, OHL, Mango; Mercadona, Viscofan, Artixo, Zara, Jazztel, Agroalimen; Miguel y Costas, Grifols, Prosegur; Técnicas Reunidas y Vidrala, entre otras.

A continuación 7 de sus medidas más importantes:

1) Prepararon el terreno tiempo atrás: Años antes de que la crisis llegara, se determinaron en pagar sus deudas y ahorrar. Como si tuviesen una bola de cristal, se visualizaron en el peor de los escenarios y armaron sus estrategias. Así que la baja mundial nunca les tomó desprevenidos. Y están con los frentes listos.

2) Política cero deudas: La mayoría de las empresas a prueba de fuego tienen un común denominador: no coquetean con la deuda en ninguna de sus formas. Y es que es lógico, mientras su competencia está tratando de trabajar para los bancos; las compañías sin deudas, están innovando. Mientras sus competidores le están repartiendo, en el mejor de los casos, un porcentaje de sus ingresos a los bancos; las empresas inteligentes tienen sus energías concentradas en el crecimiento y en aprovechar las oportunidades de mercado.¿Cómo iniciar un negocio sin deudas?

3) Visión internacional: Una de las claves de este tipo de industrias es que no se conforman con el riesgo sistémico local, sino que aprovecharon la coyuntura para explorar nuevos mercados y expandir sus horizontes.

4) Buscar Nichos de mercado poco explotados: Es quizá una de las fases más complicadas de todo negocio. Inventar el agua tibia. Pero todas las compañías mencionadas

5) Metodología y sistematización: La “mecánica de precisión” no falla aún en las empresas de servicios. Inditex, por ejemplo, logró una revalorización en bolsa cercana al 70% en el 2012. Su fundador encontró un modelo de negocio incapaz de replicarse. “La clave del éxito de Inditex es que ha diseñado una cadena de suministro con capacidad de generar y distribuir prendas nuevas cada 15 días, basada en la rapidez de respuesta a sus clientes”, dijo su Presidente, Amancio Ortega, al diario El País. Puede ver el informe completo en el siguiente link: https://elpais.com/economia/2013/01/04/actualidad/1357325013_139315.html

6) Prudencia Financiera: El tener en la mira los costos y diversificar las fuentes de ingresos es la clave. Aunque considero que esta área siempre debe estar en constante revisión y mejora. “ Cuando la financiación era ilimitada nos impusimos un ratio neto de disciplina financiera que actuó como corsé natural para filtrar las decisiones de compra, lo que te obliga a ir despacito y a no acometer grandes proyectos”, indicó Enrique Wickert, director general económico-financier de OHL, en la entrevista con el diario El País de España.

7) Innovación: Entre más cabeza se le ponga a un sector, más ideas aparecen. Y esta generación de iniciativas no necesariamente tiene que ver con inventos o productos nuevos, sino en nuevas formas de hacer las cosas. Innovar en el modelo de negocios; innovar en las formas de mercadeo; innovar en la búsqueda de oportunidades. Al fin y al cabo cualquier idea que la competencia no esté explotando es innovación.

Te espero todos los sábados en mi Consultorio Financiero a las 10:00 am por mi canal de Youtube: Dra. Finanzas. Prepara tus preguntas.También podés descargar mi PodCast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo en I tunes o Ivoox,

 

Y Recuerda: ¡Organízate y Sé Libre!

Para muchos salirse de las tarjetas de crédito es todo un martirio, especialmente, si usted es de los que mueve millones mensualmente y ni que se diga de quienes tiene tarjetas negras, moradas y todos los diamantes posibles. Porque los ejecutivos de las empresas emisoras harán TODO lo humanamente posible para que usted se mantenga. No le compran el alma porque no pueden.

He de confesarles que mi esposo y yo nos salimos de esta peste hasta hace algunos meses. Y la razón fue porque no teníamos el dinero en efectivo disponible para pagar lo que debíamos en la tarjeta más los gastos ordinarios.

Supuestamente, nosotros no nos endeudábamos con ellas. Es decir, pagamos al contado y nos sentíamos súper hábiles con el uso de estas “maravillosas” herramientas. Pero, después de varios análisis nos dimos cuenta de que, efectivamente, Sí te estás endeudando aún cuando pagues al contado.

Básicamente, obtienes un crédito por treinta días. Si por alguna razón, pierdes tu trabajo te tocará no solo pagar esa deuda de 30 días, sino ver cómo le haces para seguir viviendo.No se crea muy hábil al pagar su tarjeta al contado

Así que decidimos volar tijereta p`nuestras tarjetas. Y el resultado se resume en dos palabras: orden absoluto.   Quiero compartirte una guía para que te salgas de ellas lo antes posible:

1) El primer paso será dejar de usarlas. Córtalas de una vez para que no caigas en la tentación. El uso excesivo de este tipo de endeudamiento es igual que un vicio. Así que entre más lejos esté el objeto de nuestra debilidad, menos probabilidad de caer en el vicio, nuevamente.

2) El segundo es hacer cuentas para saber, exactamente, cuánto debes y cuánto te tocará pagar. Es necesario conocer al dedillo en qué punto, económico, te encuentras.

3) Yo te recomiendo tomar esta decisión en el momento en que vayas a recibir algún dinero extra: por ejemplo, el pago del aguinaldo, un bono, la venta de algún bien, pago de comisiones etc. Esto te permitirá tener liquidez no solo para pagar lo adeudado, sino para hacerle frente a los gastos ordinarios, mientras te acomodas.

4) Debes ordenarlas por la que te genera mayor interés a menor interés.  Luego vas a  buscar dinero “mata deudas”. Es decir, tenés que generar dinero adicional, ya sea recortando gastos o buscando nuevas fuentes de ingresos (dando cursos, haciendo una venta de garaje, vendiendo los muebles, etc) y todo ese dinero lo vas a dirigir a pagar, en su totalidad, esa primer tarjeta.  He visto alumnos que se tomaron esto tan en serio que vendieron su auto para lograrlo. Se vale de todo.

5) Una vez que pagaste esta primer tarjeta, vas a dirigir el dinero de esta a la segunda tarjeta. De la misma forma, enfocar todas las baterías y las energías en acabar con esta segunda tarjeta. Y así sucesivamente, hasta matarlas todas.Neuro Científicos dicen: Pagar con Tarjeta Duele Menos

6) Antes de llamar a la operadora de tarjetas  debes tener tu plástico en cero.

Ya es hora de llamar al banco y armarte de toda paciencia, coraje y firmeza. Recuerda, a ellos No les importa tu vida financiera, lo único que quieren es que estés endeudado.

 

Por favor,  cuando canceles tus tarjetas escríbeme una reseña contándome tu experiencia aquí mismo en mi formulario de contacto. Y esta misma información la podés ver en mi canal de you tube y en escucharla en mi Pod Cast : Consejos Prácticos para tu Bolsillo.

 

¡Y Recuerda Organízate y Sé Libre!

Ahí estaba, bien elegante. Con mirada altiva y soberbia. Vino en un Mercedez Benz hermosísimo. Cuando ingresó en mi consultorio, su colonia Clive Christian No.1, cuyo valor supera los US$2 mil la onza, me dejó  hechizada.  Sus zapatos bien lustrados y una corbata de seda negra con puntillos blancos hacían un perfecto balance con su cabello negro intenso y su barba bien hecha. No puede evitar admirarlo de pies a cabeza. Parecía un príncipe, salido de las mejores revistas de moda. Cuando mis pensamientos aterrizaron dije: “¿Y este, por qué vendrá a consulta?…  creo que tengo mucho que aprender en cuanto a su capacidad de generar riqueza.

Me miró fijamente, aspecto que me ponía un poco nerviosa y su primera oración fue: “soy un desastre con mi dinero. Necesito ayuda. Soy “discípulo” de kiyosaki. Pero las cosas no salen como dicen los libros, ni los cursos, ni los seminarios y menos las sesiones de coach.

“¿Qué estoy haciendo mal?”, me preguntó casi balbuceando. Ahí mismo se rompió el hechizo de príncipe libanés y pude ver un pobre hombre viviendo muy por encima de sus capacidades financieras.

Eso me llevó a repasar una y otra vez los libros de Robert Kiyosaki, que por suerte, los tengo todos y me los he leído varias veces. Me di a la tarea de buscar, en esa literatura, las anti teorías que pudieron afectar la billetera de mi cliente.

Y curiosamente, pese a que yo los he leído en múltiples ocasiones, nunca han sido de referencia para mis cursos o mentorías. ¿Por qué?… ¿ que tienen sus páginas que me llevan a la desconfianza, aun cuando sus ventas y fama están muy por encima de cualquier escritor, promedio de finanzas personales y libertad financiera?…

A continuación las Anti Teorías de Kiyosaki. Este análisis está apoyando también en un estudio realizado por Luis Restrepo, también asesor en finanzas personales, cuyos criterios fueron externados durante una conferencia en BiiA LAB.  https://biialab.org/es/

Lo Inaplicable

1)  Sus libros son fáciles y rápido de leer. Pero en ninguno de ellos da una solución contundente. Así que termina uno comprándoselos todos pensando que esa solución o método o receta, a aparezca en el siguiente. Falla en dar una solución. Funciona para Estados Unidos o Europa. Pero no para Latinoamérica. Aquí si se puede construir libertad financiera. Pero usando otras herramientas.

2) Comencemos con el cuadrante del flujo del dinero. Es la forma en como las personas consiguen su propio dinero o como nos relacionamos para obtener el dinero. Para conseguir dinero se debe estar en uno de los cuadrantes. El primero son los empleados. El segundo cuadrante se trata del auto empleo. En el tercero se encuentra ser empresario o dueño de negocio y el último cuadrante es el de inversionista.

La lógica de Kiyosaki es que uno vaya escalando hacia el resto de los cuadrantes hasta llegar a convertirse en un inversionista.Vamos a situarnos en el segundo cuadrante: Autónomos, libres e independientes y ser nuestro propio jefe. Valoramos la independencia más que cualquier otra cosa. La clave está en administrar nuestro tiempo.

Pero, lastimosamente, en esta región del planeta nos hace falta mucho carácter, disciplina y constancia. No estamos diseñados para trabajar de manera metodológica. Desperdiciamos el tiempo y hay otro recurso más valioso aún que desperdiciamos a manos sueltas es: el dinero.

Es imposible pasar de auto empleado a dueño manejando deuda tras deuda. Es imposible ser un buen auto empleado si el dinero así como llega se va. Y no existe ningún tipo de ahorro. No debemos pasar de auto empleado a dueño si carecemos de un fondo de emergencia; de un buen seguro para proteger el patrimonio y menos si hay deudas. En este punto, No podemos ser un auto empleado manejando deudas.

3) Veamos el tercer cuadrante: El dueño se enfoca en los sistemas para que su negocio funcione sin que dependa de él. Pero cuál es el problema en esta parte del planeta: Los dueños se comen el negocio vivo. Se comen las utilidades en viajes, chucherías lujosas, apartamentos en Miami o las Vegas. Lamentablemente, en Latinoamérica a penas un negocio comienza a dar sus primeros buenos pasos, el dueño se lo come vivo ¡Cuidado! con el "Síndrome del Beverly Rico"

4) De acuerdo con Kiyosaki el cuarto cuadrante es el de Inversionista. Aquí el dueño pasa a inversionista. Este se enfoca en generar ingresos pasivos sin tener que trabajar. Buscan ideas para apalancarlas. Invierten dinero en el negocio de otras personas. La palabra clave son los activos. Y busca activos sistematizados. Eso suena super bonito.

Pero aquí el gran problema es que nuestros países  tenemos variables que definitivamente, que no están presentes ni en Estados Unidos, ni en Europa.

Y es que hay un factor clave y determinante: No sabemos invertir. Nuestros países tienen tasas de ahorro negativas. Ni si quiera conocemos el mercado de valores local. Ni siquiera tenemos US$100 mil en el banco en ahorros. El gran problema es que No sabemos invertir. ¿Cómo buscamos la mejor alternativa de negocio?, ¿Cómo analizamos si tal o cual empresa potenciará nuestro dinero?, ¿Cómo reconozco que las corporaciones a mi alrededor me generan rendimientos, de manera constante, superando los 2 dígitos?… cuando la mayoría de nosotros solo conoce sobre  los certificados de depósito a plazo o las cuentas de ahorro.

El análisis de los Estados Financieros

En cuanto a los estados financieros. Se componen de activos y pasivos.

Kiyosaki dice que todo aquello que nos haga perder dinero en el tiempo es un pasivo, como una casa o un automóvil, por ejemplo.

Sin embargo, no podemos  decir que nuestra casa es un pasivo porque vivimos en ella. Es un activo, aquí y en china.

La casa es un activo. Que produzca o no produzca, es muy diferente. Usted no puede poner en su declaración de renta que su casa es un pasivo.

Para quitarnos esa falacia. Si la casa está hipotecada, No es suya. Es del banco. Es un pasivo. Todas las hipotecas son pasivos.

Ingresos y gastos

En cuanto al manejo de los ingresos y gastos y de acuerdo a como lo habíamos venido analizando en artículos anteriores, los millonarios tienen bajos gastos, y sus ingresos se convierten en activos que les generan valor en el tiempo. Mientras que los pasivos o las deudas son mínimas o nulas.

Partiendo de esas variables, Kiyosaki propone que, para ser libres financieramente, debemos invertir en bienes raíces. Incluso, propone adquirir una hipoteca, arrendar la vivienda y con ese arriendo podríamos pagar esa hipoteca. O comprar una casa pequeña, baratica; arreglarla y venderla a un mayor costo para ganarnos la diferencia.

Pero cuál es la realidad en Latinoamérica: primero que las tasas activas para los préstamos hipotecarios son mucho más altos que en Estados Unidos. Segundo que el mercado inmobiliario no es tan líquido como sí sucede en Estados Unidos o en otros países europeos.

Además, en Estados Unidos existe la refinanciación. Por ejemplo, en un crédito hipotecario le prestan el 70% del valor del inmueble. Entonces, la persona se financia a 30 años. Pero en 4 años se puede solicitar una refinanciación con otro crédito. La casa en ese tiempo apreció su valor. Entonces, le presentan más y se puede recuperar el dinero que ha invertido en esos cuatro años. Este ejercicio se puede repetir varias veces.

Pero en Latinoamérica no funciona porque las tasas son muy altas. Y la figura para la refinanciación es diferente. Aquí lo único que podría suceder es que te extiendan el plazo del préstamos, que normalmente, es de 20 a 30 años y terminas pagando hasta 4 veces el valor de la propiedad.

Realidades diferentes

En Latinoamérica el salario promedio anual es de US$6 mil. En Estados Unidos es de US$60 mil.

El precio promedio de la vivienda es de US$90 mil; mientras que en Estados Unidos es de Us$300 mil.

La tasa de crédito hipotecario en Latinoamérica, en promedio, es de un 11%; mientras que en Estados Unidos es de un 4,5%.

Los tiempos de financiamiento de una vivienda en Latinoamérica, en promedio son de 20 años. Mientras que en Estados Unidos usted puede salir de esa deuda en 15 años.

¿Qué Hacer?

1) Primero, optimizar mi flujo de caja: Revisar cada rubro: activos, pasivos, ingresos y gastos. La dinámica es ¿cómo hago más rentables mis activos?; ¿cómo disminuyo mis pasivos?;  ¿De qué forma aumento mis ingresos? y  genero diversas fuentes de ingresos pasivos y ¿cómo hago para hacer más eficientes los gastos?.

2) Eliminar las deudas. Mientras exista una deuda será imposible optimizar el flujo de caja.

3) Comenzar a invertir. Por el momento, no te preocupes por el tipo de instrumento. Comienza por lo más simple. Pero comienza con algo de una buena vez.

Si te gustó este artículo compartido con tu círculo de influencia. Te invito a participar en mi programa todos los sábados: Consultas con la Dra. Finanzas, donde podes hacerme tus consultas en tiempo real. Son los sábados a las 10:00 am (hora Costa Rica), por mi canal de you tube: Dra.Finanzas. También podes descargar lecciones de finanzas en tu plataforma de Podcast favorita con mi Podcast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo.

 

Y Recuerda Organízate y ¡Sé Libre!

 

Estaba tan atareada, venía saliendo del supermercado con el carrito lleno, con uno de mis hijos sentado en la parte delantera y los otros guindando de los costados. Ese día corrí como una loca con citas médicas, reuniones de trabajo y tareas de mamá. Nunca lo olvidaré llevaba unos pantalones de ruedo ancho, tipo campana. Y cuando salía del super, se me enredó uno de mis tacones y como si fuera en cámara lenta, me arrojé sobre un caballero, con pinta europea, que ingresaba en ese momento. Por suerte, aquella escena le causó tanta gracia que duramos como 20 minutos riéndonos a carcajada limpa. En ese momento nuestras familias iniciaron una hermosa amistad. Lo que nunca me imaginé ese que mi amigo era el “Millonario de la Puerta del Al Lado”.

            André Santisesteban, nombre que le puse al personaje de mi historia, pues el verdadero quiere seguir en una vida común, vivía a 5 casas de la mía. Jamás me imaginé, a juzgar por su estilo de vida, que este hombre, estuviese catalogado como uno de los jóvenes promesa y como uno de los 100 menores de 40 años con mayor patrimonio a nivel latinoamericano.

            ¿Conoces algun millonario de verdad?… no lo creo, la persona promedio como nosotros no conoce millonarios de verdad. Aquellos que tienen más de un millón de dólares en sus cuentas bancarias como parte de sus gastos comunes, del día a dìía. Lo que vemos por la calle son muchos con alta capacidad de endeudamiento, aparentando una vida que su billetera no se lo permite.

            Hace una semanas me inivitaron a un evento conocido como AmloFest en México y mi sorporesa fue ver de frente, en la plaza del Zócalo capitalino mexicano, al mismísimo Carlos Slim, considerado como el octavo hombre más rico del mundo. Posee bienes que ascienden a los US$61 millones de dólares.

            Venía acompañado del secretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de gobernación mexicana, Alejandro Encinas. Y aunque no pude cruzar palabra con ninguna de las personalidades, me puse a reflexionar sobre cuáles serían los hábitos de gastos de esas personalidades.

             Con la familia Santiesteban, origen chileno, compartimos desde una pizza por las tardes, pic nics, campamentos de veranos con nuestros niños. Cenas, festivales escolares y un sin fin de entretenimiento cotidiano que nunca me dejó ver el nivel de sus cuentas bancarias.

            Fue por casualidad que vi su fotografìa en una revista chilena. Y quedé petrificada. Cuando regresé de Chile fui corriendo donde mi vecino a contarle que tenía un gemelo millonario. Igualitos en todo. Pero uno de clase media y otro millonario.

Con su sonrisa de medio lado, me aseguró no tener ningún gemelo. “Estoy explorando el mercado costarricense para traerme una de mis operaciones… en un mes salimos  a Panamá con ese mismo objetivo”, aseguró.

            Su familia partió de mi país hace 5 años. Y perdí contacto con él hasta hace un par de semanas que me puse a buscarle por todas partes. Después de muchos correos, llamadas y de enviarle fotos a asistente administrativa, para demostrar la amistad de las familias, finalmente, me contestó y logré entrevistarlo.

A continuación un estracto de la entrevista:

Dra.Finanzas: ¿Por qué nunca me di cuenta de que eras millonario. Digo, tengo otros amigos que tienen mucho dinero y todo el mundo sabe que lo tienen?

AS:“No me gustan las apariencias. Te expones a muchos problemas. Haces malos amigos. Los que te buscan solo por dinero. O por que quieren conseguir algo. De un momento a otro, pasas a ser importante y te tratan diferente. Quiero que mis hijos tengan una vida normal. Al fin y al cabo el dinero es algo que viene y va.

Dra. Finanzas: ¿Cómo lo lograste siendo relativamente joven?.

AS: “Nunca fue fácil. No me gané ninguna herencia, ni vengo de una familia millonaria. Fue a punta de trabajo y trabajo y mucho trabajo. También algo de suerte en el sentido de estar en el momento correcto, con el negocio correcto. Las fortunas no se hacen en un día. Fui huérfano de padre y me tocó salir a trabajar a los 12 años para ayudar a mi madre. Soy el mayor de 5 hermanos. Y cuando abandoné mis estudios primarios me prometí que mi madre no viviría en la miseria. Papá murió a mis nueve años. Era comerciante y solía hablarme en términos de dinero: compras, utilidades, ingresos, gastos. Y creo que me incorporó la semillia de empresario.

Dra.Finanzas: ¿Cuántos negocios tenés?

AS: Estoy involucrado en negocios de energía renovables. Y tengo una empresa dedicada a posicionar alimentos saludables en el mercado mundial. Y produzco frutas de alta calidad. También soy accionista de un banco y de una empresa de seguros”,  agregó mientras yo me quedaba boquiabierta recordando los partidos de futbol, justo en el parque frente a mi casa, entre sus hijos y los nuestros. Cero apariencias. Es más podría confesarles que tenía cero pinta de nada. Siempre creí que era gerente de alguna compañía.

Dra. Finanzas: ¿Cuáles son tus hábitos de gasto?. Es decir, qué es lo más extravangante que haces?

AS: Vivo con un presupuesto limitado. Muy por debajo de nuestras posibilidades y lo demás lo invierto en mis negocios y en ahorros. Pero, analicé cuál es el gasto promedio de una familia de clase media alta en Chile y ajusté mi presupuesto a ese dato. Eso me permite vivir en un barrio promedio, tener a mis hijos en escuelas promedio y vivir pasando desapercibido. En cuanto a gastos extravagantes, mi esposa y yo disfrutamos de viajar. Pero no verás ninguno de nuestros viajes en facebook. No nos interesa llamar la atención. Pero hemos almorzado muy bien en Japón, Singapur, Tailandia, China, París, Grecia, Holanda, Israel, Egipto, entre otros.

Dra. Finanzas: ¿Qué tipo de auto tenés?, recuerdo que cuando vivías en Costa Rica, andabas en un Toyota Tercel.

AS: No me gusta desperdiciar el dinero en automóviles. Su depreciación es muy alta. Además, odio llamar la atención y perderme de las cosas simples de la vida. Así que siempre me verás en un auto usado y ojalá en un modelo de 3 a 4 años fuera de año.

Dra. Finanzas: ¿Usas la deuda para tus negocios?, en ¿qué momento la utilizas?

AS: No tengo deudas de ningún tipo. Ni siquiera uso tarjetas de crédito, aunque te cuento que esa decisión la tomé hace un año, únicamente. Y la razón fue porque sufrí una estafa. Así que cargo efectivo y una tarjeta de débito que alimento solo el día que hago los pagos. En cuanto a los negocios. Cuando comencé mi primer empendimiento, a los 15 años, no era sujeto de crédito. Así que me acostumbré a salir adelante sin ayuda de los bancos. Ahora, me ofrecen los cielos y la tierra. Pero les tengo miedo. Me gusta usar el modelo de socios inversionistas. Me siento más seguro y si nos va bien a todos, todos ganamos. Y si perdemos, la pérdida la asumimos todos.

Dra. Finanzas: ¿Qué crees que impide a los latinoamericanos, en general, convertirse en millonarios:

AS: Es muy sencillo: viven muy por encima de sus posibilidades. Nos han vendido la idea de que sin deuda no podemos llevar a cabo ningún proyecto. Y eso no es cierto. La deuda limita nuestra creativad. Y el latino en general vive de apariencias. Son compradores compulsivos y no se nos enseña a gestionar el dinero, solo a gastarlo.

¡Cuidado! con el "Síndrome del Beverly Rico"

Hábitos de los millonarios que te sorprenderán

¡Pero esos no pueden ser millonarios! No parecen millonarios, no se visten como millonarios, no comen como millonarios, no actúan como millonarios y ni siquiera tienen nombre de millonarios. ¿Dónde están los millonarios con aspecto de millonarios?, la persona que dijo eso es el vicepresidente de una compañía financiera, cuando los autores del libro, le presentaron a un grupo de diez millonarios de primera generación, a quienes entrevistaron.

Encontré dos investigaciones: el libro “EveryDay Millionares”, escrito por el asesor en finanzas personales, Chris Hogan, quien realizó el   Estudio Nacional de Millonarios en Estados Unidos, en el cual se analiza el comportamiento y patrones de gastos y ahorros de más de 10 mil millonarios de ese país. Y el otro es un análisis del comportamiento de este tipo de población, durante dos décadas. Entrevistaron a más 500 millonarios. Se trata del libro “El Millonario de la Puerta de Al Lado”.

https://www.daveramsey.com/store/product/everyday-millionaires-book-by-chris-hogan

La mayoría de nosotros pensamos que la gente rica viste ropa carísima, lucen relojes de lujo, andan en carros exclusivos; visitan los mejores hoteles y comen en los mejores restaurantes; usan objetos que les dan status como un reloj marca Rolex, por ejemplo. Pero la investigación demostró que eso no es así.

Por el contrario, el estudio  pone el ejemplo de que un empleado de banca gasta mucho más en trajes típicos de millonarios norteamericano. “Además, usa un reloj de US$5.000 y conduce un coche de lujo de importación. El coche de la mayoría de los millonarios no es un último modelo. Y solo una minoría conduce un coche de importación. Nuestro empleado de banca tiene el coche con un contrato de leasing, algo que apenas hace una minoría de los millonarios”, afirman Stanley y Danco.

 

¿Quiénes son millonarios?

 

Son aquellos que tienen un patrimonio promedio que supera los US$2 millones de dólares. Y viven con menos de un 7% de toda su fortuna. Son aquellos que pueden vivir, sin trabajar, por al menos, unos 10 años.

La mayoría vive en la misma casa desde hace 20 años y el valor de su propiedad no supera los US$400 mil.

La mitad de sus esposas no trabajan fuera de casa y la profesión más común de las que sí lo hacen es la de maestra.

A continuación un estracto de aquellos hábitos que podemos aplicar hoy mismo:

            1) La mayoría de las familias americanas gastan todos los meses más en el supermercado  que el promedio de los millonarios. El gasto promedio de los millonarios es un 30% menor que la mayoría de las familias americanas.

            2) Cuando se piensa en como gasta un millonario, creemos que ellos no buscan ahorrar en sus compras. Podríamos pensar que los “ricos” hacen sus compras en tiendas caras de productos orgánicos. Sin embargo, se sorprenderá de saber que ellos mismos van al supermercado a hacer sus compras e incluso utilizan cupones y toman ventaja de todas las ofertas.

3) Los millonarios viven bajo un presupuesto, como lo hacemos muchos de nosotros.

4) La clave es sencilla: gastar menos y ahorrar hasta el dolor.

5) Para las personas promedio, los millonarios usualmente van a los restaurantes e invitan a todos los que los acompañan. Sin embargo, cuando los millonarios van a comer fuera, gastan 26% menos y utilizan todas las ofertas que estén disponibles, pagando siempre en efectivo o tarjeta de débito.

            6) Los millonarios, a diferencia de lo que pensamos, no son amantes de las tarjetas de crédito. Al contrario, saben usar muy bien el efectivo y las tarjetas de débito.

            Los Siete Factores

            Estos hábitos coinciden con el estudio realizado por Thomas J. Stanley y William D. Danko, y recopilado en el libro “El millonario de la Puerta de Al lado”.

          La investigación realizada en “El Millonario de la Puerta de Al Lado” es el estudio más exhaustivo que se ha hecho nunca sobre los millonarios norteamericanos y el modo en que consiguieron serlo. Gran parte de la investigación se desarrolló en 20 años.

            Su análisis incluye entrevistas personales y colectivas con más de 500 millonarios y las respuestas de más de 11 mil personas encuestadas con grandes patrimonios netos o rentas altas.

“Una de las razones por la que los millonaros tiene éxito es porque tiene un modo diferente de pensar. Muchos de ellos me han comentado que la auténtica diversidad tiene sobre todo que ver con controlar las inversiones de uno mismo. Nadie puede controlar el mercado bursátil. Pero lo que sí puede controlar uno es su propio negocio, las inversiones privadas y el dinero que presta a los grupos privados”, dice el prólogo del libro.

A continuación  un resumen de los hábitos que a mi juicio son los que podés aplicar en tu día a día.

“¿Quién se hace millonario? Por lo general, un individuo acaudalado es un hombre de negocios que ha vivido en la misma ciudad durante toda su vida adulta. Esa persona es propietaria de una fábrica pequeña, de una cadena de tiendas o de una empresa de servicios. Se ha casado una sola vez y sigue estando casado. Es vecino de otras personas cuyo patrimonio no se acerca ni a una pequeña fracción del suyo propio. Es ahorrador compulsivo e inversor y ha hecho dinero con sus propios medios. Un 80% de los millonarios norteamericanos No ha heredado su fortuna: al contrario, se han hecho así mismos”, dice la investigación.

 La clave está en mantener un estilo de vida que les permite acumular dinero. Y esos siete factores son los siguientes:

1) Viven bastante por debajo de sus posibilidades.

2) Distribuyen su tiempo, su energía y su dinero de manera eficaz con miras a acumular riqueza.

3) Consideran que la independencia económica es más importante que exhibir un estatus social alto.

4) Sus padres no los ayudan económicamente.

5) Sus hijos mayores son económicamente independientes.

6) Son muy competentes a la hora de elegir opciones financieras.

7) Eligen la profesión adecuada.

“¿Qué llegamos a descubrir en nuestra investigación? Principalemente que amasar una fortuna requiere disciplina, sacrificio y trabajo duro. ¿Quieres llegar a ser realmente independiente eocnómicamente? Deseas reorientar su estilo de vida para conseguir ese objetivo?”… Muchos dirán que no.

Sin embargo, si estás dispuesto a sacrificar tiempo, energía y hábitos de consumo, es posible que llegues a formar una fortuna y a conseguir la independiencia económica”, aseguran los autores de ambas investigaciones.

            Si te gustó este artículo compartilo con tu círculo de influencia. Por favor, visitá mi canal de you tube: Dra.Finanzas y descargá mis Podcast: Consejos Prácticos para tu Bolsillo, en i tunes o Ivoox. Y ayudame en mi lucha contra la esclavitud financiera.

Y Recuerda: Organízate y Sé Libre