“¡Auxilio!, el viernes pasado me pagaron mi salario y apenas estamos jueves y no tengo un cinco partido a la mitad…¿Dónde se me va la plata?, yo no vivo con lujos, hace días que no salimos a comer afuera, tenemos los gastos normales: súper, transporte, comida, escuelas. ¿Dónde está mi dinero?”…

Esa fue la llamada que recibí la semana pasada de un pobre señor, que dicho sea de paso, no gana nada mal.
¿Ese es su caso?… le parece que el dinero tiene una maldición porque así como llega se va? O su billetera tiene un profundo hoyo negro?, no se asuste usted no es de marte, ni se levantó con el pie izquierdo, usted es completamente normal. Eso le pasa a la mayoría de los mortales.
¿Cuál es la clave para que el dinero no se le escape?… la respuesta en sencilla: Planificación familiar o diseñar un plan de gastos y jurar por lo más querido, que se va a ajustar a él, cueste lo que le cueste.
Acá van algunas recomendaciones del porcentaje que deberías gastar en cada rubro. Te advierto que éstos son parámetros de referencia y son aplicables a Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y Costa Rica. Si tus gastos se salen de los valores recomendados, te aconsejo que revises con lupa y tomés las decisiones pertinentes.
Para realizar esos ajustes se requieren varios ingredientes: disciplina, determinación, carácter y poner los ojos en el futuro: ¿cuál será mi situación financiera en unos cinco años si no tomo las medidas necesarias Ya mismo?. Para luego es tarde.
1) El primer rubro que debes apartar, si no sos asalariado, son los impuestos (un 13% de los ingresos).
2) Segundo rubro es la ofrenda o tu ayuda social.
3) Y la tercer partida, importantísima, es el 15% de tus ingresos para la jubilación.
Los tres anteriores son indispensables y vas a vivir con el resto. Y para el resto te podés basar en la siguiente tabla son solo parámetros de referencia:

ViviendaNo más de un 38% de tus ingresos.
ComidaEntre un 15 y un 20% de tus ingresos.
TransporteNo más de un 12%.
RopaEntre un 2 y un 5%. Cuando hay niños puede llegar al 5%.
SegurosEntre un 5% y un 10%.
EducaciónHasta un 20%.
RecreaciónUn 4%
SaludSi tenés seguro de gastos médicos este rubro no debería ser mayor de un 5%.

Escucha más lecciones de finanzas personales en mi Podcast Consejos Prácticos para Tu Bolsillo y déjame una reseña en i tunes.

Te invito a escribirme sobre tus temas de interés a monica@misfinanzasencontrol.com

Hablamos y hablamos sobre la acumulación de capital y cientos de consejos se publican a diario, sobre las distintas maneras de obtener la tan soñada libertad financiera. Pero ¿cuáles son aquellas raíces que nos llevan a la esclavitud a no ver la luz y pensar que esa libertad económica es sólo para unos cuantos?
Al igual que la gordura o la falta de ejercicio, las razones por las cuales nos endeudamos son conductuales. Tienen que ver con el diseño de nuestro carácter o falta de él.
Aunque suene muy feo  lo que nos lleva a la esclavitud financiera son problemas muy profundos. Lo bueno es que al identificar la raíz, erradicado el mal.
Aquí van algunas raíces, las cuales pueden estarse llevando tu libertad entre las alas:
1) Falta de paciencia: Queremos todo YA. A nuestros padres les costó más de 30 años construir un patrimonio, tener casa propia, un lotecito y su pensión. Pero los bancos nos han hecho creer que nos merecemos las riquezas instantáneamente. Y que todo lo podemos lograr a base de endeudamiento. Eso es una farsa.
2) No estar contento con lo que se tiene HOY: Siempre nos estamos quejando del estado económico en el que estamos y peor aún queremos más y más. Soñamos sin límites y aunque ilusionarnos con un futuro mejor no tiene nada de malo, el problema está en no disfrutar de lo mucho o lo poco que te tenemos en este día.
3) Falta de perdón: Una de las razones por las cuales la gente vive o se mantiene en un hueco financiero es porque no ha perdonado. Es tiempo de hacerlo. Hoy es el día.
4) Los problemas morales: La pornografía, la infidelidad y demás vicios que tienen que ver con asuntos morales son verdaderas anclas que impiden el despegue económico. Si quieres que el dinero se te escurra como agua, busca conductas sexuales inapropiadas y verás como tus propiedades, el dinero y todo tu patrimonio sale volando.
5) Falta de dominio propio: De la misma forma que el mal comer, si le das rienda suelta a todos tus apetitos te vas a engordar si o sí. A nivel financiero es igual, si le das rienda a todos tus antojos, sin medir tus posibilidades, definitivamente, vas a estar endeudado.
6) Conseguir dinero fácil: El deseo de enriquecerse fácil y rápidamente nos hunden en la pobreza y la frustración.
6) Desorden: Cuando hablo del desorden no es únicamente a nivel financiero, revisa las gavetas de tu mesa de noche, de la cocina, ¿Cómo está tu zapatera?… ¿El escritorio de tu oficina?… si tu marido sale a trabajar con tus medias de hacer ejercicio, significa que tenés un serio problema con el orden. Es hora de comenzar a cambiar tus hábitos en esa área y tu billetera también será transformada.

Escríbeme a mi correo electrónico y cuéntame qué hiciste para ordenar tu casa. Y cómo esta lección ha transformado tu vida. Puedes hacerlo a monica@acoyolpartidocoyolcomido.com y déjame una reseña en mi podcast: Consejos Prácticos para Tu Bolsillo. Y por favor, compartí este artículo y mi Podcast  con  con tu círculo de influencia.

 

Las inversiones son el paso más emocionante después de limpiar las deudas. Paso a paso les llevaré al fascinante mundo de la acumulación de capital.

Sálgase de esta peste hoy mismo. Las tarjetas son un cáncer.

En el anterio artículo hablamos sobre cinco cosas que debe tener en cuenta antes de invertir. Te expliqué que el mercado de valores no es un monstruo, ni muerde, ni hablan en chino y tampoco es solo para multi millonarios.
Te dije que tuvieses en cuenta cinco aspectos de las inversiones para que te vayas familiarizando con el tema.
Ahora, viene una parte muy interesante para seguirte llevando de la mano a la formación de capital.
Antes de invertir debes seguir los siguientes pasos: Leer más


A Coyol Partido, Coyol Comido Podcast Episodio 1: «A Coyol Partido, Coyol Comido (Introducción)»
A Coyol Partido Coyol Comido es una expresión costarricense que significa que así como llega el dinero se va. Paradójicamente mi Podcast te da herramientas para no desperdiciar ni el dinero ni el tiempo.

Probablemente usted haya adquirido durante su vida, al menos, una deuda. Estoy segura de que no tiene más de US$5000 en una cuenta por si le sucede una emergencia y menos aún tiene ahorros para su fondo de jubilación fuera de la pensión obligatoria.
Como padre de familia sueña con que sus hijitos sean profesionales, vivan en un barrio bien lindo, tengan el mejor carro, la mejor casa y se conviertan empresarios exitosos. Todo eso puede ser real si les da las pautas necesarias.
Qué paso con usted?… es muy fácil, sus papás nunca le desarrollaron su inteligencia financiera, no a la manera de Kiyosaki, sino a la manera que Dios planeó. Pero no se frustre. La realidad financiera de sus retoños puede ser totalmente diferente a la suya si aplica los siguientes consejos:
1) Deles un salario o mesada. Pero no le de dinero de gratis. Es decir, solo por sus hermosas caritas, sino porque tienen que cumplir ciertas obligaciones en la casa (cortar el zacate, regar las matas, recoger hojas secas, limpiar ventanas y muebles, lavar trastes, etc).
2) Enséñeles a distribuir ese dinero en tres partes: Dar, Guardar y Gastar. Al principio pueden distribuirla en partes iguales.
3) Tenga una conversación sabia con sus hijos (si son mayores de 8 ellos le entenderán perfectamente). Explíquenles las malas decisiones financieras que han tomado durante toda su vida.
4) Grafíquele las pautas que deben seguir para no hacer lo mismo que usted:

  1. a) Vivir bajo un plan de gastos.
  2. b) Vivir libre de deudas. Si no tienen dinero para comprar algo entonces NO se compra.
  3. c) Tener un fondo de emergencia. Este le permitirá solventar sus necesidades más urgentes sin tocar su entrada constante de dinero.
  4. d) Ahorrar para metas de corto, mediano y largo plazo.

5) Es importante que aproveche cada momento para explicarles conceptos como oferta y demanda, la escasez de los recursos y su uso eficiente.
6) Le recomiendo juegos de inteligencia financiera.
Para mayor detalles contáctenos. Realizamos talleres para chicos y adolescentes. Síganos en Facebook. www.facebook.com/acoyolpartidocoyolcomido

Tengo una amiga que pasa sus tardes de tienda en tienda, todo se lo mide, lo compara, lo prueba y deja a las pobres muchachas desesperadas con TOOODA la ropa en los probadores y después de ir, a no menos de 32 tiendas, finalmente, va contenta con los mejores precios (según ella) y con las gangas de la época.
En la tarde, mientras sus chicos hacen tareas, ella navega en Internet buscando ofertas y ¡¡exclusividades!!… constantemente, hace números, cálculos, y sueña con esto, lo otro… aquello para la casa, esto para los chicos… aquel detalle para sus amigas… esto para su mamá, etc, etc, etc. Yo diría que el 85% de su tiempo, mientras está despierta está pensando en comprar.
El problema viene cuando le toca ¡¡¡pagar!!!!!… y continuamente tiene discusiones con su esposo porque ella no tiene control sobre la tarjeta y menos sobre sus impulsos.
Si la historia se le hace conocida y usted se identifica con mi amiguita, déjeme decirle que usted está enfermo (a).
NO ES BROMA
Sí, es una enfermedad y se llama falta de dominio propio o descontrol. Y es probable que usted también se descontrole con los alimentos, con sus pasiones. Es más, usted no tiene límites y posiblemente cuando era pequeño sus papás le dejaron hacer absolutamente de todo y peor aún le complacieron todos sus berrinches.
La gastadera descontrolada provoca: divorcios, estrés, enredos mentales, enfermedades psicosomáticas, depresión, ira, aburrimiento, falta de concentración en el trabajo, insomnio, males gástricos, nerviosismo y en casos extremos el suicidio.
Al igual que muchas otras enfermedades conductuales ésta también tiene solución. Si sigue estos pasos como una medicina, le aseguro que su vida será más bonita y su billetera dejará de sufrir.
            Paso a Paso
Comprométase con estas recomendaciones, dadas por Crown Financial Ministries:
La gente necesita aprender a manejar la cosa más pequeña que Dios ha puesto bajo su autoridad: su dinero.
1) Establezca la autodisciplina: Antes de ir de compras haga una lista de las cosas que quiere. Ponga un límite de tiempo de cantidad de tiendas. Aférrese a la lista.
2) Apéguese a un límite de dinero: “cada compra debe considerarse teniendo en cuenta el presupuesto establecido. Se debe evitar la compra impulsiva de cualquier artículo que no esté en su lista y menos presupuestado. Especialmente, si no tiene el efectivo para pagarlo de contado.
3) Si tiene problemas con el dinero, mejor aplique “tijereta p tu tarjeta”. Córtelas, devuélvalas. No salga con ellas.
4) Rinda cuentas a alguien: Busque a una persona de confianza que le ayude con el problema. Obviamente, un amigo o familiar de confianza y muy disciplinada con el dinero. Además, que tenga un matrimonio ejemplar y de muchos años. Eso dice cosas muy buenas de esa persona, pues en el mundo de hoy se necesita carácter para sostener una familia.
5) Si tiene deseos de comprar algo espérese una semana más. Y cuando llegue el momento, posponga esa decisión otra semana más. Y así hasta que su impulso desaparezca.
6) Manténgase ocupado en cosas productivas o que le han estar relajado.
7) Ore mucho y ponga su debilidad en manos del Todo Poderoso. Jesús es la gran solución a todos nuestros problemas.

A penas estás en enero y ya tenés dispuesto el aguinaldo del próximo año y pasás todo tiempo pensando en cómo lo vas a gastar. Te hago la siguiente pregunta: de todos los aguinaldos que has recibido en tu vida ¿cuánto dinero tenés invertido para tu jubilación, para una emergencia o por si te morís antes de que tus hijos entren a la universidad?… podría apostar (aunque no creo en las apuestas) a que no hay un cinco guardado. Todo se fue como espuma de jabón.
Es hora de poner un alto en esa forma de devorarte la plata, de dar rienda suelta a ese espíritu insaciable.
Una persona que ha devengado, en promedio, un salario mensual de 550 mil colones, en los últimos cinco años y suponiendo que hubiese ahorrado el 50% de sus aguinaldos, tendría en este momento 1.375.000 colones. Eso sin contar ganancias por intereses. ¿Dónde están tus aguinaldos?
Cámbiese el chip
Piénselo muy bien… ese dinero le costó mucho esfuerzo, trabajo, madrugadas, colerones, desveladas, lágrimas, pleitos y sudor para que se lo dispare como si le hubiese llovido del cielo. Cambie su mentalidad, el aguinaldo NO es para gastar.
Para que no le suceda lo mismo este año aquí van algunos consejos. Distribúyalo, porcentualmente, de la siguiente forma:
1) Si tiene deudas, utilice el 80% de su aguinaldo en pagarlas. Pague primero las más pequeñas. Y si son en tarjetas de crédito, las que tienen el interés más alto de primero.
2) Un 15% ahórrelo. Este dinero lo va a guardar en una cuenta de ahorro (eso no gana nada, pero al menos, no se lo va a gastar). Si son más de US$500 entonces piense en invertirlo en un fondo de inversión de mediano o largo plazo.
3) El 5% restante lo puede usar en los regalitos de navidad. Pero, únicamente, en sus familiares muy muy muy cercanos. A los demás, les invitamos a un cafecito, un fuerte abrazo, un te amo y listo.
Si no tiene deudas aquí van algunas ideas:
1) 20% para ahorro de largo plazo. Este dinero será Intocable. Es para una emergencia.
2) Un 10% para la cuesta de enero. Yo no creo en esa cuesta, en nuestros cursos enseñamos a aplanarla. Pero, mientras se matricula en nuestros talleres, enfréntela.
3) Un 40% para el pago de las escuelas y universidades de sus hijos.
4) Un 15% para algunos arreglitos de la casa, el carro o ambos.
5) Un 5% para los regalos y fiestas navideñas. Éstos no deberían salir de su aguinaldo. En nuestros talleres le enseñamos a salir de las compras de navidad mucho antes de diciembre. Pero, mientras se matricula, no compre por impulso, camine, compare y compre.
6) El 5% restante para darse un gustito, aunque sea un helado.
Aquí no pongo marchamos, impuestos territoriales u otras obligaciones tributarias, porque todos éstos deberían salir de su salario regular. Si no es así, entonces disminuya el 15% de los arreglitos de la casa y el 10% para la antojadiza cuesta de enero y úselos para esos pagos. Ya lo sabe, para el 2016, prepárese desde enero, con un ahorro para marchamos e impuestos.

Gustos, necesidades y deseos

Mi mentor, Andrés Panasiuk, fundador del Instituto para la Cultura Financiera, dice que antes de distribuir el dinero, primero haga una lista de todas las cosas en las que podría gastar ese 15% sugerido, anteriormente, para arreglos de casa y carro : arreglo de canoas, pintura, compra de muebles, cambiar el carro, cambiar puertas, arreglo de compensadores, etc.
Una vez que tenga clara esa lista distribuya cada rubro en las siguientes categorías: necesidades, gustos y deseos.
                        Necesidades: Son aquellas cosas fundamentales para enfrentar el año que viene. Por ejemplo, la ropa para trabajar, las goteras de su casa.
            Gustos: Son aquellas cosas necesarias pero de mejor calidad. Por ejemplo, una necesidad puede ser un carro. Un gusto es sea un BMW.
Deseos: Son caprichitos. Por ejemplo, unas vacaciones en la playa, una ida de compras a Miami, una pantalla plana, etc. Si estos deseos están presupuestados y estás libre de deudas, puedes darte tus lujos sin ningún remordimiento. El problema viene cuando te endeudas o dejas de pagar la escuela de tus hijos solo para satisfacer tus caprichos.
Primero satisfaga sus necesidades, luego los gustos y si aún queda dinero puede entrarle a los caprichos. Repito, si tiene deudas apunte todos sus esfuerzos en salir de ellas y comenzar el 2016 LIBRE DE DEUDAS!!!!
Como dice Andrés Panasiuk: “Cuide de sus cincos que los pesos se cuidan solos”.
Tenemos talleres para empresas y familias. Consúltenos a demigconsultores@gmail.com